“American Gangster” es una gran película, un drama policial de impecable calidad, basada en hechos reales, que posee una excelente realización a cargo de un genio como Ridley Scott.

★★★★☆ Muy Buena

American Gangster

Hoy comentaremos la última (hasta ahora) película del gran director Ridley Scott (“Alien”, “Blade Runner”, “Black Rain”, “Thelma y Louise”, “Kingdom of Heaven”, “Gladiator” y “Black Hawk Down”, entre otras), que cuenta con Denzel Washington y Russell Crowe (en la segunda participación consecutiva de éste último actor con el director, ya que filmó “A good Year” en el 2006) en los roles protagónicos.

Debo admitir que tenía muchas ganas de ver como se plasmaba en la gran pantalla esta historia (basada en hechos reales), ya que el guión a priori me resultaba muy interesante y tanto la dupla protagónica como el director de la misma son de una categoría indiscutible.
El resultado de la misma ha sido un drama policial realmente muy bueno, cercano a las tres horas (si se toma la versión extendida del dvd que posee el corte del director), que recrea los negocios del narcotraficante Frank Lucas (Denzel Washington) y la investigación policial que lleva a cabo Ritchie Roberts (Russell Crowe) para desbaratar su reinado, coincidiendo con los últimos años de la guerra de Vietnam.

La historia comienza mostrándonos la vida de Frank Lucas (Denzel Washington) al lado de su jefe Bumpy Johnson (Clarence Williams III), dueño absoluto del negocio del narcotráfico de Harlem. En el momento de la muerte de Bumpy (considerados por muchos como un gangster asesino sin escrúpulos, y por otros como el “Robin Hood” de la zona) Frank Lucas tomará las riendas del negocio de Bumpy obteniendo la droga a distribuir de una manera muy particular, ya que la transportará desde Vietnam hacia Estados Unidos aprovechando la intervención militar de su país en esa guerra. Cuando su negocio comience a rendir frutos, deberá enfrentarse a dos policías totalmente opuestos, por un lado el Detective Trupo (Josh Brolin), quien querrá sacar una tajada del fructífero negocio de la droga, y por otro lado el incorruptible Det. Richie Roberts (Russell Crowe), quien formará un grupo aparte de lo que es la agencia antidroga para investigar el caso y llegar a su resolución.

El guión de esta cinta estuvo a cargo del experimentado Steven Zaillian, dueño de buenos guiones como “Schindler´s List”, “Mission Impossible”, “Hannibal”, “Gangs of New York” y “The Interpreter”. Con respecto al libreto de esta cinta tengo que decir que estuvo muy acertado, ya que la película está muy bien guionada, con muy buenos diálogos, y una narración magnífica para una película de 3 horas de duración, que podría haber caído en el tedio y el aburrimiento debido a sus escasas aunque efectivas escenas de acción, pero no sólo no lo hace sino que a medida que la trama avanza todo se pone más que interesente, con una hora final de metraje de excelente factura.

Con respecto a la dirección de Ridley Scott no hay mucho que objetarle, mas bien decir que su trabajo ha sido impecable, tanto por su pulso narrativo, como por su excelente manejo de los planos, y por sus magníficas coberturas en las escenas de acción (que si bien son pocas, están filmadas de manera notable). Asimismo destacar su excelente manejo con los actores, que han dado lo mejor de sí, con actuaciones inmejorables, tanto de Denzel Washington, Russell Crowe y Josh Brolin. Apoyándose también en una magnífica dirección de fotografía a cargo de Harris Savides (“Zodiac”), Scott ha redondeo una muy buena tarea.

Con respecto a las actuaciones hay que decir que Denzel Washington se muestra sobrio como el gangster de turno, que se cree impune de todo lo que pueda pasarle, y hasta podría decirse que se desenvuelve con un aire de superioridad sobre el resto. Este papel, Denzel lo hace a la perfección, como nos tiene acostumbrados casi siempre en sus roles. Russell Crowe por otra parte, realmente me ha sorprendido. Ha hecho un perfecto papel encarnando a un policía incorruptible, quien tiene que lidiar no solo con los problemas con su ex mujer, sino también con sus compañeros de la fuerza (que no ven con buenos ojos su loable honestidad y perfil incorruptible), y encima dedicarse de lleno a la investigación que se le asigna. El trío de actores se completa con una convincente actuación de Josh Brolin, como un policía corrupto totalmente detestable, a quien lo único que le interesa es sacar tajada del nuevo negocio de Frank Lucas.

En definitiva, “American Gangster” es una gran película, un drama policial de impecable calidad, basada en hechos reales, que posee una excelente realización a cargo de un genio como Ridley Scott y unas actuaciones soberbias de su dupla protagónica, razón por la cual recomiendo su visionado a los amantes tanto de éste genero como a los amantes del buen cine en general.




Lo mejor: Su impecable narración, así como una correctísima dirección de Ridley Scott y actuaciones impecables tanto de Russell Crowe como de Denzel Washington.
Lo peor: No es algo nuevo en el cine, pero de por sí, muy bien hecho.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 16 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.