Beowulf es todo un hito en la evolución y el desarrollo de la animación digital, pero como película resulta de lo más insulsa y anodina, al carecer de forma sorprendente de la grandiosidad del cantar épico que adapta

★★☆☆☆ Mediocre

Beowulf

A raíz del estreno de Beowulf, no son pocas las voces que sugieren que éste es el futuro del cine, que es el comienzo de una nueva concepción de lo que es el cine en sí mismo. Tal vez sea así, pero cuando se estrenó Final Fantasy también se dijo lo mismo, y desde entonces han pasado seis años, y con la excepción de Robert Zemeckis, el cine sigue siendo lo que era.

Ante todo, Beowulf es un prodigio visual que muestra en todo su esplendor la capacidad casi ilimitada de la animación digital, y sin duda se convertirá en una película de referencia por ello. Sin embargo, Beowulf, como película deja bastante que desear, y es que tratándose de la adaptación de un cantar épico, la historia carece totalmente de grandeza y precisamente de elementos épicos. En cambio, le sobra toda la mojigatería habitual de Hollywood, y es que una cinta de las características de Beowulf, para poder ser creíble, pide a gritos que el director muestre la crudeza de una batalla y no esté preocupado en buscar la pirueta perfecta para que al héroe no se le vean las vergüenzas (escena ridícula donde las haya). Ante semejante panorama, se pierde interés muy rápidamente, y quizás lo único que mantenga en vilo al público sea la tan esperada, promocionada y publicitada aparición del personaje de Angelia Jolie, mojigaterías aparte, uno de los momentos cumbre de la animación digital en el cine.

Beowulf es todo un hito en la evolución y el desarrollo de la animación digital, pero como película resulta de lo más insulsa y anodina, al carecer de forma sorprendente de la grandiosidad del cantar épico que adapta.

      

     

  

Lo mejor: La aparición de Angelia Jolia
Lo peor: La flagrante ausencia de grandeza en la historia
publicado por Francisco Bellón el 26 noviembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.