Película demasiado irregular, con un prometedor arranque pero poco más y con una historia que no da como para las casi dos horas de metraje.

★★☆☆☆ Mediocre

Beowulf

Esto va de que en la Dinamarca de hace un porrón de años, encontramos un pueblo de bárbaros que está siendo victima de un monstruo/bicharraco/ogro, que de vez en cuando le da por aparecer y cargarse a todo el que se le pone delante. El monarca, Hannibal Lecter, necesita un héroe que se cargue a la bestia y en estas estamos cuando aparece en escena el aguerrido Beowulf (lo reconocerán con suma facilidad debido a que durante toda la peli no deja de gritar su nombre como un energúmeno) que intentará dar muerte a la bestia, conocida con el nombre de Grendel. Pero Grendel no está solo, en las montañas se esconde su madre, una bruja/demonio con tacones (!!!) y con las curvas de Angelina Jolie (que no es que sea mala, es que la han pixelado así) que parece una burbuja Freixenet pero sin bañador ni nada (buena gente sin duda) que tendrá mucho que decir en toda esta historia, destapando un oscuro secreto del pasado.

Total, que la peli contiene grandes dosis de espada, brujería, dragones, rudos guerreros, bellas princesas, magia y un montón de cosas más, sacadas de un poema épico anglosajón que, se estima, fue redactado durante la primera mitad del siglo VI (pero recordemos que la bruja lleva tacones).

El director de la película es el veterano Robert Zemeckis, y entre su filmografía encontramos títulos tan conocidos como Tras el corazón verde, la trilogía de Regreso al futuro (solo por esto ya merece pasar a la posteridad), ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, La muerte os sienta tan bien (mítica), Forrest Gump (por la que consiguió el Oscar como mejor director), Contact, Náufrago o, su anterior trabajo, Polar Express (con la que ya empezó su idilio con este tipo de animación). Curioso como el hombre ha pasado de una película de animación tan infantil a una película de animación tan poco infantil. A cargo del guión encontramos a Roger Avary (el coleguita del amigo Tarantino) y a Neil Gaiman (el coleguita de Sandman y autor de la novela Stardust) y bajo los píxeles encontramos los rostros de Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, John Malkovich.

La película no es que sea del todo fallida, pero es que resulta terriblemente irregular y avanza a trompicones. Después de un enérgico arranque de lo más prometedor, la película empieza a languidecer, con tremendos baches de aburrimiento y alguna breve remontada más como coletazos que otra cosa. La segunda parte de la película tampoco ayuda demasiado a que la película se venga arriba y, a pesar de una tonta escena de acción final, la peli ya está sentenciada. Quizás es que la historia no da como para hacer una película de dos horas o quizás es que el bueno de Robert Zemeckis no consigue hacerse con las riendas de la película, pero el ritmo va y viene (más se va que viene) de una forma alarmante. A todo esto, el tufo a moraleja que va soltando la película tampoco ayuda demasiado a caer en gracia.

Referente a lo de la animación digital, pues ni fu ni fa. Está bastante bien aprovechada en los momentos de acción más espectaculares, pero en el momento en que dos personajes, simplemente, se ponen a hablar, la cosa empieza a chirriar escandalosamente (y ya no les cuento cuando, en el fragor de la batalla, al director le da por jugar con la cámara lento, entonces ya es descarado). Los gestos faciales, no lo duden, todavía no pueden competir con los de actores de carne y hueso y eso pesa bastante durante toda la película. No dudo de que la cosa vaya a más y que si siguen por este camino puede que tarde o temprano lo consigan, pero por el momento todavía les queda bastante camino por recorrer. Lo que no acabo de comprender es que teniendo a su servicio todas las posibilidades de la técnica digital los personajes envejezcan tan mal, porque parece como si les hubieran teñido el pelo con canas y les hubieran marcado cuatro arrugas (como en los telefilms de bajo presupuesto de las sobremesas) en lugar de conseguir que, por una vez, un personaje envejezca realmente en pantalla, notándosele el paso del tiempo.

Resumiendo: Película demasiado irregular, con un prometedor arranque pero poco más y con una historia que no da como para las casi dos horas de metraje.

Lo mejor: El arranque.
Lo peor: Su irregularidad.
publicado por Jefe Dreyfus el 12 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.