Película aburrida, encima de larga, que nos presenta a un James Bond que no queríamos conocer. Me quedo con mis recuerdos infantiles del agente 007.

★★☆☆☆ Mediocre

Casino Royale

Todo el mundo conoce ya al personaje de Ian Fleming, el señor James Bond, pues esta es otra nueva entrega de sus aventurillas (para ser exactos creo que esta es la primera que se escribió) que ya se había llevado a la gran pantalla anteriormente en una versión psicodélico-festiva, con David Niven interpretando al agente 007 con licencia para matar.


Verán, reconozco que, en mi más tierna infancia, me tragué todas las pelis de James Bond hasta que Roger Moore (para mi el mejor Bond hasta la fecha, ni Sean Connery ni leches) abandonó el personaje. De las posteriores no he visto ninguna entera hasta la que hoy hablo, que al final me decidí a ver por las buenas críticas que tubo en su momento. Y creo que me han cambiado al personaje, porque este Bond, más que un espía al servicio de su majestad acompañado de su flema británica, parece un marine norteamericano (tipo armario empotrado) cabreado y ciego de crack.

 

La cosa está en que llevaba yo una hora de película (ya aviso que esta dura dos putas horas y cuarto, que digo yo, hay que ser cabrones) y aparte de una cortinilla típica de la saga, un par de persecuciones (con sendas explosiones) y algún que otro gruñido por parte del sr. Bond, no había pasado nada más.

 

A parte del mismo protagonista, las pelis de 007 tienen otros tres alicientes: El malo (las mejores pelis de la saga son las que tienen a los mejores malos), que en esta es un tipejo raro y soso que llora sangre (que por mi como si la quiere mear), la chica, Eva Green, una atípica chica Bond, que ni siquiera aparece en bañador (pero de lo mejor de la peli) a quien todos recordamos por Soñadores de Bertolucci y los gatchets, que en esta última entrega apenas salen (ni bolis pistola, ni relojes pistola, ni corbatas pistola). Aparte, la trama es bastante flojilla y tampoco ayuda demasiado a que la cosa sea más entretenida.


Resumiendo: Película aburrida, encima de larga, que nos presenta a un James Bond que no queríamos conocer. Me quedo con mis recuerdos infantiles del agente 007.

publicado por Jefe Dreyfus el 16 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.