Película de poca acción sobre un agente secreto que empieza en esto de las licencias para matar. Casi mejor nos esperamos a su versión en DVD y la disfrutamos un día lluvioso.

★★☆☆☆ Mediocre

Casino Royale

A mi el 007 este nunca me terminó de gustar, aunque gracias a la afición de mi padre por el refinamiento bondiano, me he tragado todas en repetidas ocasiones. Antaño, el visionado de una de sus cintas era todo un acontecimiento familiar porque, aunque no te gustase mucho, había que reconocerle que las explosiones, la acción, los cachivaches que usaba, etc, eran únicos en las pelis de la época. Ahora el tema ha cambiado y cualquier película tiene unos efectos especiales de escándalo, por lo que cuesta más que destaque las pelis con “licencia para matar”.

La película trata de un agente secreto al servicio del gobierno británico que mata a dos señores para ser doble cero. Luego en su primera misión casi crea un conflicto internacional, por lo que le dan unas vacaciones, que aprovecha para tirar del hilo y descubrir a un tipo taco de malo que llora sangre por un ojo. Así que se mete en una partida multimillonaria para dejar en cueros a este señor y quitarle millones al terrorismo internacional (si le hubiese dado un tiro al principio de la peli, ahí terminaría).

¿Que qué me parece la película? Me alegra que me haga esta pregunta, amigo. La película me ha resultado bastante floja, y eso que me esperaba poco. Para empezar han cogido (el actor y el personaje) a un Bond bastante garrulo, con modales poco refinados que le humanizarán, pero que le quitan todo el glamour. Quizá sea correcto para los tiempos que corren, pero prefiero un personaje anacrónico. Nos muestran la evolución del personaje, como madura durante la grabación, pero en el cine de entretenimiento puro y duro eso sobra. Luego, ¿donde está la acción? Tiene tres escenas “trepidantes”, algo de sexo y amoríos, una partida eterna y aburrida para los que no entendemos el poker, algo del humor caracterísitico y que me gusta y poco más. La cinta no derrocha acción como se espera y tiene una profundidad de guión que no me pareció necesaria. Por cierto, la escena de la tortura es un poco patética.

Resumiendo, película de poca acción sobre un agente secreto que empieza en esto de las licencias para matar. Casi mejor nos esperamos a su versión en DVD y la disfrutamos un día lluvioso.
publicado por Tito chinchan el 28 noviembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.