Su excelente recreación de un clan de vampiros tan violentos y primitivos es todo un acierto que resulta interesante a los aficionados al género

★★★☆☆ Buena

30 días de oscuridad

David Slade sorprendió a todo el mundo con su opera prima Hard Candy, una obra de terror psicológico donde una niña torturaba a un supuesto pedófilo durante todo el metraje. Ahora Slade nos propone un cambio de registro totalmente diferente pero dentro del género de terror, esta vez con vampiros, la adaptación de la novela gráfica 30 días de noche de Steve Niles y Ben Templesmith.

La premisa argumental es simple, un grupo de vampiros se traslada a Barrow, Alaska, donde durante un mes no sale el sol. Los vampiros vienen dispuestos a acabar con todo el pueblo y alimentarse de ellos durante la noche más larga que pudieron soñar. El film se toma un breve tiempo para presentar los personajes principales, el sheriff, su ex novia y algunos secundarios, y entra rápido a la acción salvaje con el grupo de vampiros arrasando el pueblo en una espectacular imagen desde el aire del pueblo.

El mayor problema de la película viene en su parte intermedia donde empiezan a suceder días sin ton ni son y sin que quede establecida una línea temporal que el espectador pueda identificar. De una escena a otra pueden pasar varios días sin que esto quede bien reflejado, mientras los protagonistas siguen ocultos en el mismo sitio. Lo que quiero decir es que en ningún momento la cinta da sensación del paso del tiempo y que tranquilamente todo podría haber pasado en una misma noche si no fuera por los títulos que van apareciendo e informando del paso de los días. Esto hace que te descoloques durante una parte de la historia se pierda el ritmo, que por suerte logra recuperar con un buen tramo final.

En cuanto a los aciertos del film, el mayor de todos ellos es sin duda la representación de los vampiros, salvajes y violentos, casi animales que solo buscan saciar el hambre. A pesar de todo el líder de ellos se pasa todo el rato soltando frasecitas en plan mira como mola que acaban cansando, pero bueno, es un detalle perdonable. Por otra parte poco se nos informará sobre ellos, ni de donde salen ni lo que hacen en el pueblo durante su estancia salvo cuanto interaccionan con los personajes principales.

Es bastante fiel a la novela gráfica, salvo en algunos detalles que no molestan demasiado, pero tiene mucho relleno en su parte intermedia, ya que había que llenar todo un hueco para hacer durar todo más de hora y media.

30 Días de Oscuridad es una aceptable película pero quizás se esperaba algo más de ella, Slade es un buen director y consigue algunas tomas magnificas pero falla a la hora de transmitirnos la sensación de paso del tiempo, de todas maneras, su excelente recreación de un clan de vampiros tan violentos y primitivos es todo un acierto y nos queda un film, que si bien no es del todo redondo, resultará interesante a los aficionados al género y a los conocedores de la novela gráfica.

Lo mejor: Los vampiros.
Lo peor: La absoluta falta de sensación temporal durante el transcurrir de los 30 días que dura la pelicula.
publicado por Dragon negro el 9 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.