Brutal, violenta y cruel. Totalmente imprescindible para los fans de la saga e imperdonable no verla, el resto.

★★★★☆ Muy Buena

John Rambo

Rambo es uno de mis ídolos de la infancia dentro del cine de acción, y cuando ya parecía imposible superar la famosa trilogía viene Stallone a sus 61 años y nos suelta una patada directa en el pecho con esta cuarta entrega que el mismo ha dirigido, protagonizado, escrito el guión e incluso participado en la tarea de montaje.

La historia no dista demasiado de sus antecesoras en lo que a nivel argumental se refiere y nos cuenta parte de la jubilación del ex-boina verde con una ajetreada vida marcada por la guerra, vive ahora una solitaria y apacible existencia en la jungla del norte de Tailandia, pescando y cazando cobras para luego venderlas. Todo cambia cuando un grupo de misioneros católicos necesita que les guíe hasta la frontera con Birmania para suministrar medicinas y alimentos a unos refugiados asediados por el ejército birmano, que ha hecho de las torturas y los asesinatos algo habitual.

La cinta arranca con una voz en off y sucesivas imágenes del conflicto en Birmania, situándonos en la acción de la guerra civil sufrida en estas tierras, esto desemboca en una panorámica de la selva y un primer plano de Stallone, embutido como una morcilla a base de asteroides, que como es lógico no luce el torso en toda la película, la edad no perdona, mas de uno querría tener su forma física a esas edades, menudas carreras se pega el tío por la selva.

Las diferencias respecto a sus antecesoras reside en que la acción es algo mas pausada en la primera mitad de la cinta y la ausencia del Coronel Thruman pidiendo la ayuda de nuestro héroe, pero esto solo es la calma que precede la tempestad, pues a medida que avanza la historia esta se torna cada vez mas violenta, siendo la mas brutal de las cuatro entregas, ni siquiera sus tres antecesoras juntas superan a esta en brutalidad, salvajismo y crueldad con asesinatos de niños en primer plano.

El rol del personaje esta mas definido, aunque pierde fuerza visual respecto a sus antecesoras, gana en fuerza espiritual, las circunstancias le obligan a enfrentarse a sus propios miedos, y por fin asume lo que es y para lo que ha nacido, una maquina de matar. También podemos ver las secuelas que le han infligido la guerra y su lucha interior por intentar cambiar las cosas, claro que sin demasiado éxito, esto hace que por primera vez veamos a un Rambo con un total abandono y desinterés por salvar vidas, al menos en la primera mitad del film. Otra diferencia notable es que esta vez parece relegado a un segundo plano, quedando por debajo de los mercenarios, la escena de la barca esta pensada especialmente para los fans de la saga pues Rambo se verá vacilado por parte de los mercenarios, aunque este avanzada la historia les callara sus bocas.

La mayor similitud respecto a sus antecesoras se encuentra con la segunda entrega, pues se desarrolla igualmente en un campamento con unos cuantos amarillos de por medio y la manera de mover la cámara es muy similar. La iluminación en las escenas nocturnas esta en el termino medio con colores fríos que nos muestran la crueldad de la guerra. Los efectos especiales están increíblemente logrados con amputaciones a causa de las minas, balas de 50mm reventando cuerpos.
La banda sonora creada por Brian Tyler, sigue las pautas creadas por Jerry Goldsmith para las otras entregas, si bien esta contiene algunos cortes realmente dramáticos exigidos en algunas escenas, sobre todo en su desenlace.

Brutal, violenta y cruel. Totalmente imprescindible para los fans de la saga e imperdonable no verla, el resto.

La Frase: Cuando te empujan matar es tan facil como respirar.
La Escena: La bomba en medio de la selva.

Lo mejor: La adrenalina y brutalidad que desprende en la segunda mitad.
Lo peor: Que no aparezca el coronel Thruman.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 16 diciembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.