Slasher recomendable para los fans de este género tan explotado y que hoy en día todavía se filman este tipo de producciones pero pocas hay que valgan la pena.

★★★☆☆ Buena

Durante una proyección de una película de terror a comienzos de los 70, llegará el caos cuando el asesino de la película se escape de la pantalla para atacar a los espectadores…

Con esta singular sinopsis nos llega este serial killer con la personalidad de Jason, los tintes paranormales de Pesadilla en Elm Street y el mismo planteamiento de Shocker, encarrilando la proyección hacia el género fantástico. Manteniendo un gran paralelismo con esta última, en Shocker viaja a través de la electricidad y aqui lo hace a traves del celuloide.

La cinta arranca con un prologo un tanto soso que apunta a que los tiros van a ir encaminados hacia el terror psicológico japonés, con planos frenéticos y acelerados acercándose al protagonista. Lejos de este prologo la acción nos sitúa 5 años mas tarde en un cine de los 70, sin embargo los personajes tienen una estética mas ochentera. A partir de aquí todo se sucede de manera fluída y donde entra la verdadera película (en bucle), digo esto por que al igual que Angustia de Bigas Luna, todo el meollo se desarrolla dentro de otra película, pero el parecido irrefutable y la inspiración viene de Demons de Lamberto Bava, situando (encerrados) a los personajes en un mismo y "clásico" escenario, un cine.


Los efectos especiales de la vieja escuela consiguen transportarnos a la época dorada de los slashers y sin duda alguna si esta cinta se hubiese estrenado en los años 80, Ted Radford se habría convertido en un icono a seguir junto a Jason, Myers o Krueger. Lastima que actualmente este género únicamente ya no esta en su mayor esplendor y aunque hoy en día aún sobrevive, gracias a los fans, lejos estamos de alcanzar otra vez esa gran época que nos ha dejado grandes clásicos.

Las interpretaciones se rigen por los mismos cánones de siempre pero me han parecido un tanto inhabituales, ninguno de los personajes llega a ser repelente y esto se agradece, pues de siempre ha sido un recurso muy utilizado, circunstancia que se ha echo repetitiva hasta la saciedad. En esta cinta logra el efecto contrario no deseas que mueran, aun así desgraciadamente irán "cayendo" la mayoría.

El único "pero" que le encuentro es el trasfondo bíblico y un tanto absurdo que meten en el guión (con calzador, por supuesto) en su desenlace pero a estas alturas el espectador (al menos un servidor) ya ha sido cautivado por el film, siendo esto totalmente perdonable.
La banda sonora cumple muy bien con lo establecido en el mítico género y con un "divertido" tema final que le da ese toque de humor acido.

Sin duda un slasher recomendable para los fans de este género tan explotado y que hoy en día todavía se filman este tipo de producciones pero pocas hay que valgan la pena.

La Frase: -No hay nada que me puedas hacer que no hayan echo ya.
-Lo que te hizo tu papá no es nada comparado con lo que te tengo preparado.

La Escena: La de la "manicura" en los pies.

Lo mejor: Ted Radford.
Lo peor: Que otras cintas de esta calaña no entretengan de la misma forma que lo hace esta.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 12 junio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.