Pasable película sobre un dictador africano, que utiliza al Sr. Whitaker de muleta para sostenerse.

★★☆☆☆ Mediocre

El último rey de Escocia

Un joven escocés que se acaba de sacar la carrera de medicina, el destino, un globo terráqueo y las ganas de alejarse de su padre, lo mandan a ejercer a Uganda, país africano donde acaba de subir al poder un dictador llamado Idi Amín interpretado por Forest Whitaker (que se llevó el Oscar, es el del ojo medio cerrado, como el cantante de Radiohead) con el que, después de un breve encuentro accidental, entablarán amistad.


Mis prejuicios habituales, me decían que esta peli se salvaría por el buen hacer de Forest Whitaker más que otra cosa (buen hacer como actor, por supuesto, que como director ha realizado cagarros del calibre de “siempre queda el amor” comedia romántica al servicio de Sandra Bullock o, la más reciente, “una hija diferente” comedia romántica juvenil al servicio de Katie Holmes), y, casi, casi, que en eso se queda.

 

La película empieza con un “sobado” basado en hechos reales y se va volviendo cada vez más oscura y siniestra a medida que el poder va corrompiendo a los protagonistas. Si, Forest Whitaker está bien, no voy a negarlo (creo que en general todos están bien, pero es que su papel es un puto caramelo), pero, tampoco nos engañemos, la peli no es gran cosa.


Resumiendo: pasable película sobre un dictador africano, que utiliza al Sr. Whitaker de muleta para sostenerse.

publicado por Jefe Dreyfus el 16 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.