Con gran soltura y narrativa fácil, “”La Guerra de Charlie Wilson”” es un film que se ve de un tirón, sin complicaciones, y con gran capacidad de sátira. Muy recomendable.

★★★☆☆ Buena

La guerra de Charlie Wilson

Siempre he admirado cómo los Norteamericanos son capaces de autocriticarse, cosa que muchos países no tienen la capacidad de hacer o sencillamente, no saben hacerlo. El alemán afincado en los Estados Unidos Mike Nichols, está de sobra integrado en la industria de Hollywood, y aún así se permite el lujo de revisar con inesperada mordacidad muchos episodios de la historia contemporánea del país de las hamburguesas (desde "Silkwood", hasta el episodio de Bill Clinton con la becaria en "Primary Colors"). En esta ocasión le ha tocado el turno al conflicto con Afganistán, y como el gobierno USA consiguió que la invasión soviética remitiera gracias a su ayuda militar y logística más o menos encubierta. Con gran ironía y sentido del humor, Nichols desgrana uno por uno los cables de las marionetas políticas de su país, sin dejar títere con cabeza ni en las finanzas, ni en los servicios secretos, y aún menos en los lujosos despachos de los senadores.

Los mismos intereses personales y partidistas que nos mueven al resto de los mortales, también mueven a la clase dirigente. Una amalgama de filias y fobias -entre las que figuran el dinero, el erotismo, la seducción… vamos, como siempre- se desgranan en personajes magníficamente interpretados por el trio protagonista Hanks-Roberts-Seymour Hoffman, los tres en estado de gracia. Al más puro estilo Michael Moore, Nichols deja claro desde el principio que esto fue una historia real, y que fue el origen del posterior gobierno talibán, que tantos quebraderos de cabeza ha provocado a nivel mundial, con Bin Laden a la cabeza. Con gran soltura y narrativa fácil, "La Guerra de Charlie Wilson" es un film que se ve de un tirón, sin complicaciones, y con gran capacidad de sátira. Muy recomendable.

Lo mejor: El ritmo. El trio protagonista, excelentes los tres (Roberts, Hanks y -como no- Seymour Hoffman).
Lo peor: El discurso político.
publicado por Federico Casado Reina el 15 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.