La Guerra de Charlie Wilson es un buen film, entretenido y que nos muestra con sorna, la dualidad de la mayor potencia mundial, y lo poderoso que es el dinero en el mundo que vivimos.

★★★☆☆ Buena

La guerra de Charlie Wilson

La trata de armas y su influencia sobre los conflictos bélicos y políticos, es un tema de siempre candente actualidad, ya en 2006 Andrew Nicol nos ofreció un irregular film sobre el poderío del mercado armamentístico capaz de promover y crear guerras con el fin de obtener dinero y riquezas, en El Señor de la Guerra (The Lord of War). Un retrato algo descafeinado, pero esclarecedor del panorama actual. Resulta paradójica, la visión sobre este tema que se nos ofrece, en La Guerra de Charlie Wilson. Como Estados Unidos abasteció de armas al pueblo afgano en su lucha contra la invasión de la Unión Soviética en plena guerra fría, en mitad de la rivalidad entre rusos y americanos. Más tarde se demuestró que los afganos se defendieron con esas mismas armas del ataque americano tras el 11 de Septiembre, sin entrar en política, pero esto ya sucedió con Iran y otros paises de oriente próximo, que nos demuestra cuan hipócrita es este mundo. La guerra fría, el periodo entre guerras o postguerra es un terreno pisado por el mundo del celuloide en numerosas ocasiones, recordando esa gran obra maestra de Stanley Kubrick, Teléfono Rojo Volamos hacia Moscú, La Guerra de Charlie Wilson nos lleva a los últimos años de la guerra fría, en plena lucha por el armamento, guerra espacial y espionaje entre las dos grandes potencias mundiales.

La película nos narra como Charlie Wilson un carismático senador de Estados Unidos, logra subvenciones para ayudar a conseguir armas para Afganistán en su guerra contra los soviéticos. Wilson un hombre sin demasiada ética, bebedor, mujeriego y con don de gentes, ve la manera de desgastar al enemigo de su país, ayudando a los invadidos afganos proporcionando armas, con la colaboración de otros paises "amigos", como Israel, Egipto o Arabia Saudí. Además contará con la ayuda de un singular espía, Gust Avrakotos, y Joanne Herring una mujer rica e influyente de la alta sociedad americana.

En clave de comedia irónica, Charlie Wilson´s War, es la historia de como el dinero y los intereses pueden promoveer una guerra, no existen escrúcupulos e incluso los enemigos íntimos se unen por obtener beneficios. El guión de Aaron Sorkin, es un libreto algo simple, pero con diálogos sarcásticos y llena de críticas al gobierno americano. Un guión solvente sin muchos matices y cumplidor. La narración de Michael Nichols al igual que el guión es cumplidora sin más, La Guerra de Charlie Wilson, es una decente película con buenos y divertidos momentos que en el futuro, servirá para alguna lección de historia en bachillerato.

La labor actoral, es sin duda, lo mejor de la película, destacando a Philip Seymour Hoffman, impresionante como siempre, en su papel de Gust, el espía que colabora con Wilson en su guerra contra los rusos, sus frases son las mejores de la película y su ironía saca sonrisas y le pone el punto de vista cómico a un tema bastante serio. Tom Hanks (Charlie Wilson) cumple como siempre, y quizás la otra protagonista, Julia Roberts (Joanne) está algo desdibujada, por un personaje que no aporta nada, y perfectamente prescindible. Destacar aunque sólo sea por su sonrisa a Amy Adams, una gran actriz con un papel poco relevante, pero que en el futuro será una referencia en el cine americano.

El apartado técnico, a destacar unicamente su buena banda sonora, tanto por sus canciones como su música instrumental, sobría y que cede todo el protagonismo a los actores. Las escenas bélicas son un corta y pega de otros films, o de videos sobre la guerra de la URRS y Afganistán que le dan el toque de acción a un película donde priman los diálogos y las pesquisas del protagonista para conseguir lo que se propone.

La Guerra de Charlie Wilson es un buen film, entretenido y que nos muestra con sorna, la dualidad de la mayor potencia mundial, y lo poderoso que es el dinero en el mundo que vivimos. Con buenas intepretaciones y ácidos diálogos es una interesante propuesta y una buena descripción sobre los últimos tiempos de la guerra fría.

Mi Puntuación: 6
Lo mejor: Seymour Hoffman.
Lo peor: Demasiado lígera.
publicado por Emilio Martín Luna el 27 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.