Ya sólo por el derroche de imaginación y trabajo que ha parido esta película se merece las 3 estrellas como mínimo.

★★★☆☆ Buena

Ya sólo por el derroche de imaginación y trabajo que ha parido esta película se merece las 3 estrellas como mínimo.

Coraline es una película de niños para los padres, ya que la intención aleccionadora que contiene no creo que sea asimilable por los pequeños que tengan la misma edad que los protagonistas de la cinta.

Una mudanza a una zona apartada y una comunidad de vecinos la mar de dispar y rara hace que Coraline, no atendida por unos padres absorbidos por su trabajo periodístico, se haga amigos y explore una casa que le lleva a un universo paralelo, algo que ella cree que es lo que de verdad quiere. Sin embargo nada es lo que parece.

¿Cómo dar a entender a lo niños que no siempre lo que desean es lo que necesitan o lo mejor? Es imposible. Como el ser humano está tan mal diseñado, hay que errar y aprender. Esta película va de eso, de una nueva infancia hiperactiva que busca cosas nuevas y se deja llevar por lo que le gusta. Sin embargo no es todo tan desesperanzador, y también se desconfía de lo bueno siempre que llega de repente.

Esta película es un derroche visual tremendo, tal vez con una primera parte de presentación de personajes y planteamiento de la trama demasiado lenta para una película de animación. Desde hace unos años se percibe un bajón en la calidad de los guiones, basados en situaciones muy manidas y con personajes copiados y pegados de otros films.

Los mundos de Coraline no es una excepción, y ya resulta previsible y alejada de las películas de animación y plastilina que dieron el pistoletazo de salida a un nuevo género lleno de fantasía e imaginación. 

Lo mejor: Factura visual y animación
Lo peor: Guión algo previsible
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 26 julio, 2009

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.