Lejos de ella consigue conmovernos a través de unas brillantes interpretaciones, tanto de Julie Chrsitie como de Gordon Pinset, que dotan de un elegante a la par que emotivo hiperrealismo a la historia.

★★★☆☆ Buena

Lejos de ella

Nominada al Óscar a la Mejor Actriz y al Mejor Guión Adaptado, Lejos de ella es la primera película tras las cámaras de Sarah Polley, actriz fetiche de Isabel Coixet y a quien también hemos podido ver en títulos tan dispares como Amanecer de los muertos o Existenz, y a quien puede que muchos recordéis en su precoz debut en la maravillosa Las aventuras del Barón Munchausen.

Protagonizada por Julie Christie, Gordon Pinset, Olympia Dukakis, Wendy Crewson, Kristen Thomson y Michael Murphy, ya basada en el relato corto de Alice Munro, Lejos de ella cuenta la historia de Fiona y Grant que, casados desde hace mucho tiempo, han superado juntos los momentos difíciles de sus vidas. Hoy disfrutan de una convivencia tan cómoda y tranquila como merecida. La estabilidad desaparece cuando ella comienza a sufrir pérdidas de memoria. Dado que sus descuidos son cada vez más frecuentes, Fiona insiste en ingresar en una residencia. A partir de ese momento, el universo de Grant también se desestabiliza, llevándole a una vida nueva en todos los sentidos.

El género del melodrama es quizá uno de los más difíciles de abarcar cinematográficamente hablando, pues el más mínimo desliz en su tratamiento puede acarrear terribles consecuencias y, por ende, etiquetas como sensiblera, lagrimógena, crédula, cursi, nefanda… En cierto modo, los telefilmes de bajo presupuesto apostillados con la ya mítica frase de basado en una historia real han hecho mucho daño a este género que, para bien o para mal, suele ofrecernos más arena que cal y, centrándonos en el melodrama basado en efermedades terminales, títulos como Love story, Philadelphia, Elegir un amor, ¿Y tú quién eres?, A moment to remember, Lorenzo’s Oil, El bosque del luto o la propia Mi vida sin mí son buen ejemplo de ello.

Sarah Polley, por su parte, realiza un bello a la par que duro retrato de una enfermedad tan cruel como puede ser el Alzheimer, en una historia dotada de un romanticismo visceral que en ningún momento juega con sacar a relucir nuestros sentimientos sirviéndose de recursos fáciles. Todo lo contrario, Lejos de ella consigue conmovernos a través de unas brillantes interpretaciones, tanto de Julie Christie como de Gordon Pinset, que dotan de un elegante a la par que emotivo hiperrealismo a la historia.

Por desgracia, el hecho de que la película de Sarah Polley esté basada en un relato corto, sumado a la difícil labor de dotar de originalidad a un tema que una vez planteado tiende a caer en la reiteración escalonada, hacen que Lejos de ella sufre en ciertos momentos de cierto decaimiento, sobretodo en su tramo central, en los que el ritmo narrativo parece no encontrarse a gusto, le cuesta arrancar y adolece tanto de ciertas lagunas en las escenas de hospital, como de cierta duda en el arranque de la relación que establecen Gordon Pinset y Olympia Dukakis que, por suerte, se endereza de un modo delicioso a medida que avanza.

A pesar de todo, uno debe reconocer que Lejos de ella es una bellísima película, donde cabe destacar su mensaje terriblemente positivo, en el que todos sus personajes logran salir adelante rehaciendo a su particular modo sus vidas adaptándose a los nuevos tiempos y, sobretodo, a partir de una madura aceptación de la realidad.
publicado por Oscar Martínez el 21 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.