Un conmovedor drama que avanza sin estridencias, sin regodearse en las aristas más duras y complejas de su relato.

★★★★☆ Muy Buena

Lejos de ella

Habría que plantearse recurrentemente cuál el rol que se les da a los veteranos en Hollywood. Un actor mayor morirá haciendo papeles como “el abuelo sabio”, “el maestro”, “el viejo agónico”, y si alguna vez ostentó el papel de galán, a los setenta se afianzará en el papel de galán maduro, conquistando jovencitas. Si tan pocas opciones se le aparecen a un actor, imaginemos lo que sucede con las actrices, humilladas, despreciadas y olvidadas en cuanto empiezan a florecer sus arrugas. Caso aparte fue, este año, El atardecer, donde un grupo de enormes estrellas de edad avanzada se dieron cita para interpretar papeles escritos para su lucimiento. Lejos de ella es una película distinta a aquel drama, pero esta introducción vale para referirse a Julie Christie, actriz británica y estrella de Hollywood, con memorables papeles como el de Lara Antipova en Doctor Zhivago, o el de Diana Scott en Darling, por el cual ganó un Oscar a Mejor Actriz. Christie participó recientemente en películas importantes como la tercera entrega de Harry Potter, o Descubriendo Nunca Jamás.

Participar, se sabe, no es brillar, y era necesario que alguien se anime a desempolvar su brillo de antaño. En Hollywood le hubieran aplicado una vieja receta, la habrían convertido en una anciana enferma y desvalida. Lejos de ella no es distinta por ser canadiense. Es, en todo caso, distinta porque cuenta con una directora que conoce y confía en los actores que ha convocado, y porque todos saben hacer lo suyo sin cargar demasiado las tintas. Julie Christie no hace de anciana, porque aun la edad no se lo permite, y tampoco hace de enferma y desvalida, aún interpretando a una víctima del mal de Alzheimer, que lentamente va olvidándose de todo, incluyendo a su marido, cuya devoción por ella lo obliga a aceptar la situación y acompañarla en ese doloroso proceso. Christie encarna el papel de Fiona con dulzura y calidez, acompañada por una cámara que le regala los mejores planos que le han hecho en años. Gordon Pinsent (Grant, el abnegado marido), actor canadiense con amplia experiencia en cine y televisión, no necesita apoyarse en el texto para su papel. Su rostro, como pocos, llena todo vacío, y poco se necesita para comprender su personaje, cuando se tiene un actor de su categoría. Dejando de lado la conciliadora escena final, Lejos de ella es un conmovedor drama que avanza sin estridencias, sin regodearse en las aristas más duras y complejas de su relato, mérito principal de su directora y de los brillantes actores que acompañan y se lucen en esta película.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.