El Atardecer es un melodrama sobrio y elegante que a pesar de responder a los tópicos del género, no cae en la tentación de buscar la lágrima fácil.

★★★☆☆ Buena

El Atardecer

El melodrama es un género bastante especial, por un lado es muy popular y casi todas las películas de este tipo suelen ser bastante rentables. Pero también es cierto que para que una de estas historias funcione se necesita a un buen director que sepa mantener el pulso adecuado de la narración y a un extraordinario grupo de actores.

El Atardecer por lo menos cumple con creces la segunda de estas características, mientras que de la primera hay más dudas, ya que se trata del segundo largometraje de Lajos Koltai, un brillante director de fotografía, y si no basta recordar sus colaboraciones con el no menos genial István Szabó. Basada en la novela de Susan Minot, El Atardecer podría considerarse como un melodrama típico, con una historia a la que no le falta ninguno de los ingredientes habituales: amores imposibles, remordimientos, errores, personajes atormentados, trágicas pérdidas… La historia arranca con una anciana en su lecho de muerte, y es en esos instantes finales en los que rememora unos días de su juventud, que marcaron su existencia de por vida. Estos primeros minutos resultan algo desconcertantes, ya que Koltai salta sin previo aviso de una época a otra, embarullando la trama y complicándola sin necesidad, y mareando al espectador con tantos cambios. Por suerte, el film adquiere un tono más sosegado y pausado, mucho más apropiado para una historia en la que priman los sentimientos y emociones de sus personajes por encima de todo. De hecho hay momentos en los que se ralentiza el ritmo en exceso, y hay secuencias en las que se hacen patente los orígenes de Koltai, ya que éste parece más preocupado en buscar planos de gran belleza estética que por la adecuada narración de la trama. Pero a favor del cineasta húngaro hay que decir que evita la tentación de caer en el sentimentalismo barato y gratuito; por el contrario, acaba firmando un film sobrio y elegante, conmovedor y emocionante en su justa medida. Del excelente plantel de intérpretes, que son en buena parte responsables de la credibilidad y humanidad de la historia, hay que destacar a una estupenda y contenida Claire Danes, a un sobrio y contundente Patrick Wilson, y a un Hugh Dancy que borda un personaje complejo y lleno de matices. De Vanessa Redgrave, Meryl Streep o Glenn Close no es necesario decir nada, obviamente.

El Atardecer es un melodrama sobrio y elegante que a pesar de responder a los tópicos del género, no cae en la tentación de buscar la lágrima fácil. Lajos Koltai aporta a la historia la serenidad y sosiego que necesita, mientras que el magnífico plantel de actores hacen creíbles sus personajes, y dan a la cinta el toque justo de emotividad.

        

     

  

Lo mejor: Su excelente grupo de actores con Claire Danes a la cabeza.
Lo peor: Lajos Koltai tarda en encontrarle el pulso a la película.
publicado por Francisco Bellón el 4 diciembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.