Hipocresía estadounidense en estado puro, de la mano del cínico por excelencia de este lado del Atlántico, Antonio Banderas.

★☆☆☆☆ Pésima

Ciudad del silencio

No siento especial filia por el cine de denuncia social, porque normalmente es una denuncia interesada que no muestra la realidad de las cosas, sino lo que interesa de cara a una taquilla o sabe Dios a qué intereses. Si encima está metido por ahí Antonio Banderas, el grado de credibilidad que me merece merma aun más.

Ciudad de silencia relata los trágicos acontecimientos que desde hace años afectan a Ciudad Juárez, en donde parece que una oligarquía político empresarial campa a sus anchas y miles de mujeres son asesinadas sin que nadie parezca tener ni el más mínimo interés en aclarar los crímenes.

Esta denuncia, como suele ser habitual en el cine americano, se hace presentándonos a un México casi salvaje en contraposición a un civilizado y magnífico Estados Unidos. Si bien es cierto que alude a la corrupción a ambos lados de la frontera, lo hace de forma bien distinta, como si en el caso de los mexicanos fueran lo normal, lo aceptado, mientras que es algo extraordinario que ocurra en el país que electrocuta a reos o simplemente los encarcela indefinidamente y sin juicio.

Jennifer López sigue siendo igual de insulsa y antipática que siempre, y de momento sigue pensando que con tener el trasero en su sitio ya basta también por el cine. De Banderas, poco que decir; una vez más hace de mexicano en una película que destila hipocresía por los cuatro costados.

Porque no seré yo quien discuta que se preocupan por las mujeres mexicanas que trabajan en condiciones infrahumanas, pero de momento su única medida ha sido quedarse con el dinero que le han sacado a una película que explota el drama. Por lo demás, lo que es la película en sí está desestructurada, es aburrida, falta de ritmo y pesada de ver. Una vez más, el “Basado en hechos reales” que aparece al principio, fue un mal presagio.
Lo mejor: Que ya no tengo que volver a verla nunca más en mi vida.
Lo peor: La repugnante hipocresía que destila por los cuatro costados.
publicado por Oscar Cantero el 18 julio, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.