Rollo envuelto en un halo de absurda polémica

★★☆☆☆ Mediocre

El código Da Vinci

Que lio hay en el cine actual. El otro día vemos a Magneto peleando ahí con Lobezno y compañía y resulta que ha dejado el mal ahora para hacerse historiador. Y buscando el santo Grial, nada menos. Lo de este hombre es increible, que ganas de vivir que tiene. Por lo menos se ha quitado la capa esa tan cutre que lucía, que es de agradecer. Por cierto, el cartel sutil, tapándole la boquita a la Mona Lisa (que dicen que más que mona era mono). Me gusta el cartel.

La película trata de un tipo que es asesinado en el museo del Louvre por un monje albino. Como no sólo se muere, sino que decide escribir con su propia sangre un mensaje para que descubran al asesino, llega hasta la escena Robert Langdon. Un señor historiador que gusta de descrifrar códigos secretos y similares. Así que, ayudado con la nieta del historiador y perseguidos por el monje albino y la policía francesa, comienza la búsqueda del Santo Grial. No pinta mal.

Bueno, antes de nada, leer el libro antes de ver una película hace decir en todos los casos “era mejor el libro”. Que lo sepais. Como película no me ha gustado mucho. Me parece muy atropellada, con secuencias muy rápidas y parones demasiado largos. Explica mucho sobre historia, pero no termina de encajar. A fin de cuentas vamos al cine a entretenernos, no a aprender. Las escenas de acción no son muchas y no son buenas. La trama es algo increíble, dado que el Santo Grial llevaba siglos escondido y en las dos horas y media de película el señor este lo descubre, sacando los colores a la vez al Opus y a la policía francesa. Y todo como queriendo contarnos que esto es factible. No es muy creíble, no. Además, Tom Hanks no me mata, para que voy a engañaros.

Resumiendo, película suavecita para una tarde tonta de esas que el calor te aplatana y entras en el cine a refugiarte. Buena siesta puedes echar, desde luego.
publicado por Tito chinchan el 16 junio, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.