Una historia que engancha, sin introducciones de ningún tipo, con un principio impactante que no te deja apartar la vista un momento

★★★★☆ Muy Buena

El código Da Vinci

Como no podía ser de otra manera, me obligaron a ir al estreno los que se habían leído el libro, pero ésta vez no puse muchos impedimentos porque sabía que ese día yo era especial, ¿porqué? pues muy sencillo, era el único de los seis que no me había leído el libro, y lo que es más importante me había mantenido al margen de comentarios sobre éste (algo así como con el señor de los anillos, aunque ahí fué mucho más difícil), así que no compararía peli y libro, que si esto no estaba en el libro, que si lo han contado mal, etc. Así que me limité a ver una película. Y me encontré con una historia que engancha, sin introducciones de ningún tipo, con un principio impactante que no te deja apartar la vista un momento, e intentar averiguar que pasa con el viejo muerto.

Ahí estaba Audrey Tautou que según informaba 20minutos ni siquiera se presentó a la audición para la película porque estaba convencida de que no la iban a coger, solo tras insistir hizo la prueba y ahí está ahora. Con ésto recuerdo también que leí en un periódico que el Presidente de la República Francesa cuando negociaba los rodajes en el interior del Louvre, sugirió para el papel de Tautou a la mejor amiga de su hija (por si colaba) menuda jeta.

El caso es que la actriz interpreta a Sophie Neveu bastante bien, a mi gusto el acento francés demasiado acentuado, había veces que no se la entendía bien. Para su desgracia protagoniza la escena que menos me gustó, y que supongo sería algo impuesto desde arriba (ya que hablamos de Hollywood), y es cuando huyen de la policía con el coche marcha atrás y entre dos camiones creo, es que queda ridículo y fuera de tono, podían huir de un modo más normal, marcha alante y adelantando coches. Pero bueno también protagonizó dos de mis escenas favoritas, en la que de repente suelta “Cuá?” jaja lo que me pude reir. La otra escena es al final cuando mete el pie en el agua y dice algo parecido a “va a ser que no”, buenísimo.

Tom Hanks ha sido criticado por su actuación que yo considero de lo más normal, nada malo que alegar, y le apoyo al no besar a Sophie, aunque hay que estar en su pellejo para retener los impulsos. Así que el guión acierta en eso, a mi gusto, y acierta en el ritmo del film que no llega a aburrir en ningún momento. Aparece Ian McKellen (Gandalf para los amigos) para explicar una de las cosas más importantes de la trama que es el cuadro de la última cena, y lo hace espectacularmente bien, yo me quito el sombrero con éste señor. Es un momento muy importante y sin introducirnos su personaje, aparece en pantalla y les roba todo el protagonismo a los dos protas, con un magnetismo hacia el espectador importante.

Entre el reparto encuentro a un actor que me gusta mucho Alfred Molina, con un montón de películas a sus espaldas de las que he visto muchas menos de las que desearía (recuerdo ahora el trocito de Coffee and Cigarettes, o Chocolat), siempre hace una actuación buenísmia, se convierte en su personaje de los pies a la cabeza, en el Codigo Da Vinci y siempre. A Jean Reno es una película que le viene que ni al pelo, un policía francés, no podía fallar. Y Paul Bettany te da una tirria tremenda, que es lo que tiene que hacer, así que perfecto, cuando se fustiga me duele hasta a mí.

La temática de esta película engancha a creyentes y no creyentes porque es un tema que siempre está en boca de todos, e interesa. Recuerdo una frase de Hanks que me gustó y que utilizo en mis conversaciones (muy de vez en cuando) sobre religión, hablaba de cuando se cayó en el pozo y lo único que le calmó fué pensar en la otra vida o rezar (no recuedo bien qué), y es que la religión sea verdad o mentira, hace a la gente que no tiene nada o está en situaciones límite agarrarse a algo que le da fuerzas. Muy recomendable para todo tipo de públicos, y para la gente que dice que comete muchos errores históricos con la iglesia y demás, ya aviso que las novelas son ficción y consiste en que el autor se inventa una historia, así que no digamos tonterías.

Se me olvidaba comentar la escena en la que Shopie y Robert Langdon se dirigen a la iglesia donde al final detienen a Sir Leigh Teabing, el director mezcla sobre el mismo terreno lo que sucedía mucho tiempo atrás y a nuestros protagonistas andando, tremenda escena me gustó mucho.Después de pensarlo mucho me gusta el final, es que no había otra, las demás posibilidades crean demasiados interrogantes, habrá segunda parte??
publicado por Nisuyaves el 23 mayo, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.