Bandidas se acerca más a un telefilme de cierta envergadura que a un largometraje cinematográfico. Mediocre.

★★☆☆☆ Mediocre

Bandidas

Sara Sandoval y María Álvarez (Salma Hayek y Penélope Cruz) son dos chicas de clases sociales opuestas. Mientras la primera goza de todos los privilegios y lleva una vida tranquila y acomodada, la otra es hija de un humilde peón agrícola. En condiciones normales, por la rigidez y el inmovilismo social imperantes durante el siglo diecinueve, estas dos muchachas nunca habrían entablado amistad; pero cuando unos mercenarios asesinan a las familias de ambas y roban sus terrenos para entregárselos a unos avariciosos y codiciosos empresarios, acaban reuniéndose y luchando juntas en pos de una venganza que acabará por convertirlas en atracadoras y prófugas de la justicia.

Dirigida por Joachim Roenning (productor de Los tres entierros de Melquíades Estrada y Transporter 2) y Espen Sandberg, Bandidas es una película mitad del oeste y mitad comedia, pero precisamente por esa dualidad no acaba de ser nada en concreto. Penélope Cruz, por mucho que la sitúen en listas de glamurosas o favoritas del público, es una actriz que salvo excepciones, no ha hecho nada para tener el renombre y el caché del que disfruta; es enormemente inexpresiva, pobre en registros y artificial en la interpretación. Salma Hayek peca de lo contrario que nuestra compatriota: es demasiado exagerada en la gesticulación, llena de aspavientos innecesarios. Injusto sería no mencionar la más que correcta interpretación de Sam Shepard, que sobresale de la mediocridad.

Su principal guionista Luc Besson ha demostrado en otras ocasiones que es capaz de hacerlo bastante mejor y en líneas generales, Bandidas se acerca más a un telefilme de cierta envergadura que a un largometraje cinematográfico. Mediocre.
publicado por Oscar Cantero el 2 agosto, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.