Burton arriesga mucho aquí, y queda a mitad de camino, su Sweeney Todd posee la macabra belleza de muchas de sus obras, pero no deja de mostrarse como una de las obras más fallidas de su filmografía.

★★★☆☆ Buena

Sweeney Todd

El cine de Tim Burton, más allá de su constante fachada gótica traducida en todos los rubros técnicos, persiste en innovar con cada nueva pieza. Sweeney Todd tiene esos elementos que aún sorprenden en su filmografía, pero en este caso, el problema radica en los materiales con los que trabaja. Burton eligió adaptar la versión musical de Stephen Sondheim de la oscura retorcida leyenda de Sweeney Todd. Para ello, apretó una obra de tres horas en una película de dos, y fundamentalmente, la tradujo con los mismos materiales con los que contaba la obra. La sensación que queda luego de ver Sweeney Todd, es que hay algo que evidentemente no encaja, o bien con el estilo y la trama de la película, o bien con el cine de Burton.

Para musicales oscuros, tenemos la emblemática The Rocky Horror Picture Show, cuyo estilo se integraba a las canciones, conformando un “todo” extraño y fascinante. Quizás Sweeney Todd cause extrañeza, pero difícilmente consiga fascinar, ya que su resultado final está muy lejos de la coherencia estética de aquella. Burton no logra integrar las particulares composiciones de Sondheim, y a priori uno puede considerar que hubiera sido más sencillo y efectivo renunciar al registro musical, para dirigirla por completo al registro burtoniano. Burton arriesga mucho aquí, y queda a mitad de camino, su Sweeney Todd posee la macabra belleza de muchas de sus obras, pero no deja de mostrarse como una de las obras más fallidas de su filmografía.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.