Homenaje a Stauffenberg… digo Cruise

★★★☆☆ Buena

Valkiria

Que Tom Cruise es uno de los grandes nombres del cine contemporáneo, no vamos a descubrirlo ahora, como tampoco vamos a descubrir -por mucho que le pesen a algunos- que es un excelente actor. Claro que tampoco va a descubrir el carácter ego y excéntrico que tiene el exmarido de Nicole Kidman. No obstante, y olvidando polémicas absurdas relacionadas con sus creencias cienciólogas, "Valkiria" es una película muy bien construida, ejecutada, realizada y dirigida. El único problema, es que Cruise no es Von Stauffenberg. Es Cruise. No puede evitarlo. Todo su repertorio de muecas, gestos, miradas y recursos actorales, reconocibles en "El Color del Dinero", "Top Gun", "Misión Imposible", "Jerry MaGuire" o "Magnolia", están presentes en cada diálogo del texto que interpreta en esta película; claro, el problema es que encajar ese aspecto y maneras en la personalidad de un Conde Prusiano coronel de la Wermatch es algo complicado, por no decir rídiculo. Vamos, que el personaje a Cruise le pega como a un Cristo dos pistolas, a pesar de su sorprendente parecido físico. A nivel de guión, el creador de "Sospechosos habituales" -quizás, la mejor película de Singer- hace gala de un notable dominio del tiempo cinematográfico a la hora de contar el más sonado atentado que tuvo el Fürher germano y donde se involucraron las capas más altas del ejército y la sociedad civil alemana. El pulso del realizador a la hora de añadir una notable tensión en todo el desarrollo de la trama está perfectamente calculado, así como una factura brillante, donde cabe destacar la loa casi permanente a la figura protagonista (Stauffenberg, esto, quiero decir, Tom Cruise…). Quizás el dibujo de personaje es algo grueso y simplista, y no se aprovechan en absoluto toda la apasionante galería de motivaciones en los generales, mandos y oficiales que cuestionan el juramento que tuvieron que hacer en su día para formar parte del ejército del III Reich. Demasiada megalomanía, me temo. Sucedió algo parecido cuando John Malkovich quiso ser el Vizconde de Valmont en "Las Amistades Peligrosas" de Frears, pero lo único que consiguió fue ser Malkovich vestido de noble francés prerrevolucionario, peluca incluida. Eso es tener un ego demasiado hinchado para ser actor. Creo que además de tener la marca de calidad de un actor, éste debe subordinarse al personaje que interpreta, convertirse en él -como diría John Strasberg-. Al parecer, a nuestro protagonista de "Valkiria" parece que ya casi no le interesa parecerse ni integrarse en ningún personaje. Solo quiere ser Tom Cruise.

Lo mejor: El ritmo del film. El montaje y la dirección de Singer, Brillante. Algunas secuencias, sobrecogedoras
Lo peor: La megalomanía de Cruise, que empaña su interpretación. El guión, que deja de lado a muchos personajes cruciales en la historia
publicado por Federico Casado Reina el 31 enero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.