“Operación Valquiria” es una correctísima película sobre un hecho de la historia mundial sumamente interesante. Quizás podría haber sido mucho mejor, pero en líneas generales es un producto cinematográfico sumamente correcto.

★★★☆☆ Buena

Cuando en este blog tuve la oportunidad de comentar esa joyita cinematográfica llamada “Los Sospechosos de Siempre”, también decía que esperaba con muchas ansias lo que iba a ser la próxima colaboración del guionista Christopher McQuarrie con el cineasta Bryan Singer. Por eso mismo, hoy comentaremos en estas líneas la correcta película “Operación Valquiria”, la cual relata el intento de asesinato que sufrió Adolf Hitler el 20 de Julio de 1944.

La película nos relata en un comienzo la vida del Coronel Claus Von Stauffenberg y los motivos que le llevan a pensar (como a muchos otros) que la única salvación que tiene la Alemania nazi es el asesinato de Adolf Hitler, ya que este mismo está llevando a todo el país a la absoluta devastación. Para ello, Von Stauffenberg y diferentes miembros rebeldes llevarán a cabo la Operación Valkiria, que consistía en el asesinato inmediato de Adolf Hitler y el control del Gobierno en busca de una negociación de paz con los Aliados.

Hay varios puntos interesantes para hablar de “Operación Valquiria”. En primer término, aclarar algo que mucha gente opina y en lo cual estoy de acuerdo en gran parte, y es que ciertas películas basadas en hechos reales y que resultan muy interesantes (por lo menos es lo que me sucede a mi con esta historia), deben estar muy mal filmadas y narradas para no ser como mínimo un correcto producto cinematográfico. “Operación Valquiria” podría ser sin dudas un perfecto ejemplo de cómo una película es ayudada de manera evidente por una historia que resulta atrapante ya desde el vamos y por eso es un producto cinematográfico que corre con ventaja. Aclarado este punto, vale decir que “Operación Valquiria” tiene muchos puntos a favor y otros tantos en contra y todos ellos van de la mano del guión del filme. El guión de la cinta (a cargo de Christopher McQuarrie) es en líneas generales un muy buen libreto en lo que respecta a la explicación detallada de todo lo que fue la “Operación Valquiria” en sí, y la tentativa de la toma del Gobierno Alemán por parte de un grupo numeroso de rebeldes, entre los que se encontraba obviamente el coronel Claus Von Stauffenberg. Todo, absolutamente todo los detalles de la operación están muy bien explicados y narrados, por lo cual poco hay que reprochar a la cinta por ese lado. Quizás el lado más flaco del guión esté en el desarrollo de los personajes, por ejemplo del mismo Von Stauffenberg (Tom Cruise) o de su esposa (Una notable actriz como Carice Von Hauten, aquí bastante desaprovechada). No hay problemas con el ritmo narrativo de la película, ya que desde el vamos se nos explica de forma demasiado rápida las intenciones de Von Stauffenberg de salvar a Alemania de la destrucción total, para pasar de lleno al desarrollo del complot en contra de Adolf Hitler (lo cual ocupará el total del metraje del filme).

Poco y nada hay para reprochar en rubros técnicos. Bryan Singer es un sólido director, y aquí lo demuestra, ubicando siempre la cámara en el lugar correcto y brindando una dirección de fotografía y una recreación de época realmente excelente. Singer es un sólido director, y aunque el guión del filme no le de demasiado espacio para desarrollar puntos que supongo hubiera querido, creo que en líneas generales se las arregla para brindar un correcto producto en varios aspectos técnicos.

Algo similar a lo que pasa con el guión del filme, también sucede con las actuaciones. No hay actuaciones deslumbrantes, ni tampoco actuaciones desastrosas. Todas son correctas y no mucho más. Considero a Tom Cruise un actor que evidentemente ha mejorado enormemente con el correr de los años. De hecho, en varias de sus últimas cintas me ha convencido notablemente con sus actuaciones. Dentro de ellas, podría citar a la excelente cinta “El Ultimo Samurai” o a la muy buena película policial “Colateral”. Aquí, creo que Tom Cruise se vio preso de un personaje poco desarrollado, por lo que su actuación se vio reducida a lo más correcta posible y no mucho más. Del resto, todo se mueve entre lo bueno y lo demasiado correcto, destacando a Carice Von Hauten, quien apareciendo en dos o tres escenas, llena la pantalla de la nostalgia y el dramatismo que otros personajes no pudieron.

En definitiva, “Operación Valquiria” es una correctísima película sobre un hecho de la historia mundial sumamente interesante. Quizás podría haber sido mucho mejor, no me quedan dudas de ello. Lo importante es que la cinta es buena, está bien narrada y vale como un más que digno producto cinematográfico.


Lo mejor: Su calidad técnica y su buen ritmo narrativo.
Lo peor: El poco desarrollo de algunos personajes.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 8 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.