Película más para público infantil que otra cosa, que se aguanta durante una horita a duras penas para concluir con un malísimo final.

★☆☆☆☆ Pésima

Los 4 Fantásticos y Silver Surfer

Buenos días, soy el Jefe Dreyfus, con uno de esos estrenos en dvd que se van dejando pendientes or falta de ganas, hasta que un día vas y te decides. Craso error. Hoy: Los cuatro fantásticos y Silver Surfer (toda una prueba de fuego)… ¡Empezamos!

 

Pues eso, segunda parte de los cuatro fantásticos, que son unos superhéroes salidos de las páginas de un cómic más viejo que el cagar, donde un tio se estira todo lo que quiere, otra se vuelve invisible, otro se enciende en llamas y vuela y el cuarto es un pavo de piedra. En esta segunda incursión en la gran pantalla (jojojojo que típico suena esto, voy a potar) va de que aparecen unas irregularidades climáticas en el planeta (nada que ver con el traje ceñido de Jessica Alba en un principio) y resulta que son provocados por Silver Surfer, un tio plateado, que vuela sobre una tabla de surf y que resulta ser el perro lazarillo de una especie de entidad cósmica que viene a papearse nuestro planeta. A todo esto, el doctor muerte (que supongo yo que aparece por aquello de que el actor ya debía haber firmado para varias películas porque en esta no pinta nada) también se apunta a la fiesta para liarla un poco más. ¿Podrán nuestros héroes salvar el planeta? ¿Habrá tercera parte? Y, lo más importante, ¿Tengo posibilidades de ligarme a Jessica Alba?

 

Bueno, bueno. Soy consciente de que cuando uno empieza a ver este tipo de películas ya sabe a lo que se enfrenta y hay que ser consecuente. Y de hecho, cuando vi la primera parte, la total y absoluta falta de pretensiones de la cinta consiguió que, en parte, la peli incluso me llegara a caer simpática a ratos. Pero ya aviso de que éste no fue el caso de esta segunda parte. Y es que aquí la historia daba para mucho más, con la entrada en escena de el puto galactus (joder, que no estamos hablando precisamente de una hermanita de la caridad, ¡que aquí hay tema!), pero la verdad es que se están más de una hora de película jodiendo la marrana (no, ahora no me refería a  Jessica Alba) con tonterías y al final cuando tenía que venir lo realmente interesante y la pirotecnia, la cosa se resuelve de la forma más simplona, ridícula y fácil (e incomprensible ya que estamos puestos). Ya aviso que no estoy exagerando, los veinte minutos finales no es que sean malos, es que son terribles, con una puesta en escena de obra de teatro de colegio de primaria de pueblo de veinte habitantes (esos escenarios de Tokio no cuelan por ningún lado) y con un malo que es un bluff. ¿Y que me dicen de la escena del baile de Reed Richards en la discoteca? ¿Alguien más estuvo tentado en cortarse las venas?

 

Y es que yo creo que los guionistas deben pensar: si esto está sacado de un comic, ¡es que debe ser para niños!, o algo por el estilo porque si no es que no se entiende porque se empeñan en sacar las tramas de los comics, para no hacerles ni puto caso a la hora de la verdad (ni mucho menos respetarlas) y hacer su propia adaptación para todo tipo de públicos (para todo tipo de públicos de 3 a 7 años, por supuesto). Ah, y aprovecho el momento para gritar a los cuatro vientos: ¡Estoy hasta los huevos del puto cameo de turno del Stan Lee de los cojones, que ya se está haciendo más que pesado con tanta tontería, hostias!

 

Resumiendo: Película más para público infantil que otra cosa, que se aguanta durante una horita a duras penas para concluir con un malísimo final.

Lo mejor: Sale Jessica Alba.
Lo peor: Sale Jessica Alba vestida.
publicado por Jefe Dreyfus el 6 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.