No me queda más remedio que NO alquilar, comprar o bajarme la primera parte de Los 4 Fantásticos. Suerte que esta segunda es mínimamente entretenida y tiene algunos buenos momentos (el resto son verdaderamente vergonzosos).

★★☆☆☆ Mediocre

Los 4 Fantásticos y Silver Surfer

Horrorizado estaba cuando empezaba la película, con esos gags tremendamente malos y ese diseño de producción imposible. He de reconocer que a medida que avanza la película me he entretenido, pero también reconozco que, en realidad, es una auténtico bodrio. Y por eso, lo resumiré en 4 puntos, que son pocos. Y eso que no he visto la primera, que dicen que es peor…

1. Los personajes, por mucho que Mr. Story nos lo quiera intentar mostrar, no tienen ni pizca de personalidad, y a veces sueltan cada frase que es para quemarlos, estrangularlos, dejarlos de piedra o desear que se vuelvan invisibles. Ni la bellísima Jessica Alba, que aquí parece más una Barbie que la monada Nancy Callahan de Sin City, consigue que me decante por uno de los 4 fantásticos estos. Y por eso, eligo como mejor personaje a Silver Surfer (a pesar de ofrecernos algunas escenas verdaderamente patéticas -no por su culpa, también se ha de decir-), ya sea porque es nuevo o porque no hace tantas burradas como los demás. Y también déjalo correr al Víctor ese (el de Nip Tuck).

2. El guión es uno de los peores jamás escritos. No tiene sentido, ni coerencia, ni gracia. Los diálogos son simplemente patéticos, con algunos de ellos llegas incluso a sentir vergüenza ajena. ¿Y a qué viene esa boda china? ¡Serán horteras! Realmente esta historia es de las más simples que he visto en mi vida, y mira que el director se llama como se llama.

3. La película en sí es más plana que una lámina de carpaccio. A ratos intenta pertenecer a ese tipo de películas que se interesan por lo visual y dejan a parte el contenido y la moraleja, y luego se anda con chorradas como algunas que no puedo mencionar y que pretenden ser “profundas” o dramáticas. Decepcionante.

4. Y por último, no querría dejarla tan, tan mal, pues hay algo que sí me ha llamado la atención: los efectos visuales. La verdad es que hoy en día todas estas superproducciones de ciencia ficción tienen un apartado técnico increíble, y supongo que gracias a él muchas de ellas se salvan de ser auténticos bodrios (un ejemplo clarísimo sería la película en cuestión).

Así que no me queda más remedio que NO alquilar, comprar o bajarme la primera parte de Los 4 Fantásticos. Suerte que esta segunda es mínimamente entretenida y tiene algunos buenos momentos (el esto son verdaderamente vergonzosos), como el de Londres o el del bosque. Y no querría dejarme otros cuatro puntos, esta vez todos positivos: el primero, Doug Jones como Silver Surfer (en realidad esto de la tabla de surf es una horterada, y pido perdón a los fans del personaje); el segundo, los efectos especiales; el tercero, la música de John Ottman; y el cuarto, que sea relativamente corta.
Lo mejor: Los efectos especiales y el personaje de Silver Surfer.
Lo peor: Todo lo demás.
publicado por Ramón Balcells el 17 agosto, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.