Segunda entrega de los creadores de Zombis Party, sólo que parodiando películas de intriga policiaca. Muy buena, con momentos hilarantes, pero lastrada por la magistral primera entrega. Altamente recomendable.

★★★★☆ Muy Buena

Arma Fatal (Hot Fuzz)

Director: Edwar Wrigth.
Duración: Dos horazas.
Estreno: 5 de diciembre de 2007.

Los creadores, y parte del reparto, vuelven a la carga tras la increible Zombies Party con una propuesta muy similar a aquella, salvo que enclavada en el estamento policial. Es muy complicado evitar las referencias a la anterior a la hora de hablar de esta, dado que no se termina de comprender bien sin haber visto la anterior. ¿Por qué? Por que la absurdidad de la primera hacía que se viese claramente que eso era un cachondeo, y con esta esas tonteces no se detectan hacia el apocalíptico final.

La película trata de un excelente policía londinense que un buen día es destinado a un pueblecito donde la tasa de criminalidad es nula. ¿El motivo? Que es tan bueno que está dejando en ridículo a todos los compañeros. En su nuevo destino no pasa practicamente nada, salvo infracciones menores que el resuelve como si de actos terroristas se tratasen. Dentro de este pueblo, premiado en varias ocasiones como el pueblo más bonito, además del cuerpo de policía (de chiste) hay una brigada vecinal muy preocupada por infractores como la estatua viviente, o incluso los chavales con capucha.

Tenemos más de lo mismo con respecto a Zombies Party, con salvedades. Se ha perdido un poco esos golpes de ritmo, donde pasábamos de estar matando a muertos vivientes a tomar el té y mirar si estos se han ido desde la ventana. Aquí no tenemos nada de eso, más que movimientos rápidos de cámara y enfoques alocados que terminan mareando. El guión es muy interesante, con una trama de intriga digna de grandes películas del género y de cierta similitud con una episodio de Expediente X o incluso uno de Los Simpsons. Y todo esto trufado de coñas y chanzas. Lo malo es que no llega a ser tronchante de risa, con salvedad de la última media hora, donde se consigue alcanzar el nivel de los zombis, con momentos geniales del todo.

Resumiendo, segunda entrega de los creadores de Zombis Party, sólo que parodiando películas de intriga policiaca. Muy buena, con momentos hilarantes, pero lastrada por la magistral primera entrega. Altamente recomendable.

Pelín larga, eso sí.

Besitos.

P.D: Las referencias a la primera son varias, como la escena de las vallas, además de la elección de los actores principales.
P.D.2: No se como lo traducirán, pero en VO salen el señor Pollas y el señor Mamada.
publicado por Tito chinchan el 18 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.