¿Creías que Feast era lo más gamberro y cerdo que habías visto?Eso era porque no habías visto Feast II…

★★★★☆ Muy Buena

Feast II

Tres años después y con lo puesto, la familia Gulager (vean los créditos, escuchen los audiocomentarios o repasen los extras) vuelve a la carga con una secuela de lujo en la que el slogan "Más grande, Más fuerte y sin Cortes" se queda pequeño. Luchadores mejicanos enanos, monstruos con el ojete delicado, autopsias interactivas, abuelas putrefactas, moteras lesbianas semidesnudas y un par de secundarios gloriosos se agrupan en la peli más cerda que mis ojos hayan visto en años (expresión que deja de tener sentido una vez vista la tercera entrega) aunque pierda la inmediatez, la urgencia y la sorna algo más elegante (pero no mucho) de la primera parte. La acción arranca con los supervivientes de la primera masacre llegando a un pueblo que ha sido arrasado por las criaturas para dar rienda suelta a todos los tics enfermos que los Gulager llevan en los genes a base de látex y hemoglobina a toneladas.Más bé, más cerda, más risas.Se me olvidaba: la peli incluye la secuencia más bizarra, pesadillesca y amoral que haya visto yo en mi vida reciente, ahí es nada.
Lo mejor: El espíritu, las ganas y esos resultados. La secuencia del bebé.
Lo peor: Que alguien crea que juega en la misma liga que muchos subproductos de verdad.
publicado por Kiko de España el 4 abril, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.