Precuela que revitaliza la saga sobradamente

★★★★☆ Muy Buena

X-men: primera generación

Encuentro que fue un ejercicio muy interesante sentarse en la oscuridad de la sala de cine con nulas expectativas, sin haber visto siquiera el tráiler o haber leído algún comentario del un  film, para  encontrarse con una cajita de sorpresas que te brinda esta nueva entrega de la saga” X Men”,  que va por su quinta película y que partió en adaptando el comic perteneciente a la inagotable casa Marvel que pronto planea reunir a todos sus superhéreoes en una cinta que promete.  Bryan Singer director de “Sospechosos Habituales” y la primera entrega mutante,  ahora  la oficia como productor DE  “X MEN: primera generación” que se hace acompañar con el impulso y ganas del director Matthew Vaughn( kick Ass), para lograr una comunión  acertada, generando un producto de buena factura en esta nueva cinta que se plantea en la previa del Profesor X y Magneto, antes de que fuesen archienemigos, en una época cuando eran amigos cercanos, donde trabajaban juntos con otros mutantes, para frenar la mayor amenaza que ha tenido el mundo.   Junto a este antecedente  se rescata la ambientación de época en los años sesentas,  sobria, elegante y por sobre todo una trama urdida con el telón de fondo de la guerra fría y la inminente tercera guerra mundial, algo más que seductor y enigmático a la vez. En un mundo plagado de misiles,  submarinos atómicos, barcos de guerra y secuencias de  espionaje, es el lugar donde se mueven los mutantes capaces de desatar o detener dicha hecatombe inminente que se respira a los largo de todo el film  Es común ver a Kennedy en Tv declarando los principios de la nación, o que se relaciones el contenido del film con conflictos reales como los  misiles en cuba que se funden con la fantasía de un comic que denuncia la oscuridad de la época y como eran tratados los asuntos tan delicados de ese entonces.   La cinta funciona con una estructura bien básica en lo que se refiere a encontrar al equipo de mutantes, su entrenamiento en su camino a ser superhéroes. Su carácter proviene de un guión bien trabajado y las grandes interpretaciones de su dúo protagónico, sin duda su punto más alto. Destacan el sólido  trabajo de James McAvoy este ingles que conocemos por “the attonement” y “Wanted” y el alemán Michael Fassbender(Magneto) que hace dos años resaltó como un nazi en la cinta “Malditos bastardos” de Quentin Tarantino. Europeos que no fueron escogidos al azar al ver sus tremendas caracterizaciones y complicidad en pantalla como talentos probados. El hecho de no ser del “star system”, les permite brindar credibilidad a sus roles gracias a su gran aplomo, otorgándole a la saga un vigor que había perdido con las últimas dos entregas con “X men 3” y “Volverine”, respectivamente.   El villano de turno es de temer, está encarnado por Kevin Bacon, que da vida a un ex doctor nazi que se fugo a Argentina y que fue mentor desde niño de Magneto que busca venganza antes su creador haciendo un paralelo con Frankenstein. Con todos estos elementos y el ritmo vertiginoso de una cámara en constante movimiento, incluso dentro de los salones,  el director nos habla de una urgencia, de resoluciones de temas complejos y por sobre todo, raudales de entretención que los espectadores captan en cada secuencia dando señales de satisfacción por su inversión en el ticket.
publicado por David Lizana el 14 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.