¿Qué hay de nuevo viejo? Nada, y mucho. El argumento está muy manido en este “”género””, pero el guión (escrito por los mismos de la simpática “”Virgen a los 40″”) es cachondísimo.

★★★☆☆ Buena

Supersalidos

Convencer a alguien de que ver una película como Supersalidos no puede estar nada mal no es fácil. Más que nada porque se trata de una película sobre adolescentes y, claro, los prejuicios que tienen muchas personas a las películas sobre adolescentes que lo único que anhelan en la vida, de momento, es desvirgarse, son muy fuertes. Yo mismo los tengo. Pero entre tanta mierda se pueden encontrar mini joyitas como lo es aquella llamada Aquellas juergas universitarias, protagonizada por Luke Wilson y Will Ferrell, o incluso la primera American Pie, que no está nada mal. Y ahora, Supersalidos (Superbad), que cuenta más o menos lo mismo de siempre, pero de una manera un tanto peculiar.

La premisa es bien clara: En una de sus últimas noches como estudiantes universitarios, los amigos e inadaptados Evan (Michael Cera) y Seth (Jonah Hill) experimentarán una legendaria odisea durante toda una tarde en la que intentarán comprar bebida para una fiesta… en la cual tenían previsto, al menos Seth, mojar lo que vosotros y yo sabemos, por primera vez, antes de ir a la universidad.

¿Qué hay de nuevo viejo? Nada, y mucho. El argumento está muy manido en este "género", pero el guión (escrito por los mismos de la simpática Virgen a los 40) es cachondísimo. Hay frases o gags desternillantes prácticamente cada minuto, algunos buenos e incluso muy buenos, y otros algo malillos, pero oh, cómo te ríes. Además, todo el reparto, salvo tal vez las chicas, interpretan a la perfección sus papeles, destacando sobre encima de todos el trío protagonista (Evan, Seth y un pedazo de inadaptado que se hace llamar McLovin -ver foto-, lo mejor de la película). Y pese a lo cómica que llega a ser, tiene algún componente agridulce y nostálgico sobre la adolescencia y el valor de la amistad bastante potente, que se hace notar sobretodo en el cuarto de hora final, y que a mí me dejó recordando mil millones de cosas sobre aquella época durante el resto del día, poniéndome blandorro como un tontorrón.

Las grandes pegas son que, en algunas conversaciones, tanto sexo satura; y que se alarga mucho bastante demasiado (¿realmente tenían que salir TANTO los policías payasos de la función?). Además, la dirección no es nada del otro jueves.

Pero bueno, divertida y entretenida, sin más.
publicado por Rafa Delgado el 24 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.