Los mutantes de Marvel vuelven por todo lo alto con una cinta que sabe unir a la perfección trama, personajes y acción.

★★★★☆ Muy Buena

X-men: primera generación

¿No es fantástico salir de ver un blockbuster veraniego pensando que lo de menos han sido los efectos? ¿Que lo he ha molado de verdad es la historia que te han contado? Pues eso me ha pasado con esta cinta. Desde luego que hay acción y espectáculo, faltaría más, pero todo eso está al servicio de una trama que a mí por lo menos, me parece sumamente interesante: Cómo Charles Xavier y Erik Lensherr tomaron caminos diferentes y cómo un grupo de mutantes adolescentes llegó a convertirse en el superequipo defensor de una sociedad que les odia llamado… X-Men.

Lo cierto es que podían haberla cagado fácilmente centrando la película por completo en el grupo de adolescentes y convertir la cinta en una peli "teen" del montón. Pero afortunadamente los absolutos protagonistas de la función son Charles y Erik, presentándolos a cada uno por separado, despacito y con buena letra, marcando las diferencias entre ambos ya desde el magnífico prólogo: Mientras que uno ha tenido una cómoda y feliz vida dedicada a estudiar la mutación y a ayudar a los de su especie, el otro a tenido que soportar las penurias a las que le han sometido los nazis. Geniales por cierto, todas y cada una de las escenas en las que Erik viaja por el mundo cazando a los monstruos que lo atormentaron.
Pero lo mejor empieza a partir del encuentro entre ambos, cuando se unen contra un enemigo común, pues es cuando vemos como se va forjando la compleja relación entre ambos (esas partidas de ajedrez…), sin olvidar en ningún momento a los chavales, entre los que destacan, sin lugar a dudas, unas juveniles versiones de Mística y Bestia (por fin se le hace justicia a este personaje… Uno de mis mutis favoritos), los dos con su propia historia.
Tampoco se deja de lado al villano de la función, Sebastian Shaw, cuya trama esta relacionada directamente con hechos reales, lo cual, creo yo, es un puntazo. No puedo si no elogiar a director y guionistas por saber manejar a la perfección todos estos elementos y hacer que la peli siga su curso de forma ágil y divertida. Y casi sin acción, pues eso se reserva para la cojonudísima y espectacular batalla final. Pero una vez más, eso es lo menos, porque lo acojonante de verdad es el cara a cara entre Erik y Shaw (momento moneda… ¡Buff!) y la posterior y dramática escena en la que Erik se convierte en Magneto definitivamente y los caminos de él y Charles se separan para siempre. Si os soy sincero, tras los últimos segundos, no quería que la peli acabase.
No puedo olvidarme de resaltar algunos momentazos que me encantaron, como el GLORIOSO cameo de cierto canadiense, la primera vez que Xavier usa a Cerebro, o la transformación de Hank en Bestia (que vemos desde su punto de vista, gran idea).
Y… Bueno, esto no es un momentazo realmente, pero el hecho de que el casco que lleva Magneto justo al acabar el film sea IDÉNTICO al de los cómics… Mola. Mola mucho.

A nivel interpretativo, con toda seguridad el que más sobresale es Michael Fassbender como 
Magneto. Vale que el suyo es el personaje más jugoso, pero él le da un "algo" que hace que te hipnotice y llegues, incluso, a estar de acuerdo con sus convicciones. Esto sin desmerecer, en absoluto, el trabajo de James McAvoy como el Profesor X, pues consigue que Charles sea alguien que te gustaría tener como amigo y mentor.
El resto cumple, sin duda, pero estos dos actores y sus personajes son el alma de la película.
Por cierto, ¿Verdad que parece que Kevin Bacon ha nacido para hacer de villano? Es que tiene una cara de malo, el pobre… Sobre su personaje, y todo su plan… ¿A vosotros también os ha recordado un poco a algún maloso de James Bond? Solo le faltaba acariciar un gato blanco, porque la ayudante cañón ya la tiene: Una January Jones bastante desaprovechada en mi opinión, ya que, aunque es la que más protagonismo tiene entre los compinches de Shaw, creo que se le podría haber sacado más partido a Emma Frost. ¿Tal vez en una casi segura (y en mi caso, muy deseada) secuela? Ya veremos…

Ah, y la B.S.O. está bastante chula, en especial el tema principal, 100% superheróico, y sobre todo, el tema de Magneto, que mola tanto como el personaje que acompaña.

En definitiva, un peli ideal para pasar un buen rato y no sentir que te han tomado por tonto, como tantas y tantas veces sucede con este tipo de cine. Una cinta de superhéroes como Dios manda, que hará las delicias de los fans (¿No se nota?) y que además es divertida, emocionante e incluso emotiva. Los X-Men vuelven a ser geniales.
Lo mejor: Es la mejor película de la saga, la mejor película basada en un cómic de Marvel y la mejor película del género (con permiso de cierto caballero oscuro), así que prácticamente todo. Pero en especial Michael Fassbender y su personaje.
Lo peor: Puede que January Jones.
publicado por Diego Sánchez Villegas el 7 junio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.