Una historia de la vida real, envolvemente y atractiva muy bien llevada a la pantalla gigante, basada en el asesino del restaurante Pozetto en Bogotá, Colombia.

★★★★★ Excelente

Satanás

Esta basada en los nefastos hechos ocurridos en la capital de Colombia, Bogotá, en donde son asesinados una cantidad signficativa de personas en un reconocido restaurante de la ciudad el pasado 4 de diciembre de 1986. Estos hechos inspiraron a Mario Mendoza, un novelista colombiano, que con este libro a vendido cifras importantes en este país, en España y México; como también ha sido traducida en numerosos idiomas como el italiano, griego, portugués, entre otros. Andy Baiz el director y escritor de Satanás, la película, hábilmente nos lleva esta historia realmente drámatica al cine de la mano de Mendoza que ya ha ganado varios reconocimientos no solo en Colombia sino internacionalmente.

Satanás es una película absolutamente trabajada y eso se ve reflejado en cada una de sus escenas, en los detalles minuciosamente bien cuidados de ellas. Su fotografía es exquisita y la música esencialmente envolvemente. Baiz tiene muchos aciertos en la cinta. Primero supo llevar al cine una historia atractiva al público con el antecedente de ser hechos reales. Segundo, supo resumir y escribir un perfecto guión para la película. Tercero, supo capturar los mejores momentos del libro. Cuarto, supo escoger un reparto ideal. Y quinto, supo escoger la música perfecta. Todo esto son los ingredientes necesarios que se deben confabular en un filme para que este sea perfecto.

Satanás es una película supremanente inquietante, que te aflige y te hace llorar. Ahonda en la dualidad de todo ser humano. Explora el “satanás” que todos llevamos por dentro. Lo bueno se mezcla con lo malo y te confunde. Se hace inevitable hablar de la cinta y que sus escenas se claven en la memoria una vez haz salido del cinema. Toda la película, rodada en la capital del país colombiano, maneja una crudeza excepcional con la que se consigue angustiar al público, meterlo en la cinta y trabajar su mente. Es un filme que no decepciona a los seguidores del escritor Mario Mendoza, pues la esencia y el ambiente mísitico que mantiene en sus obras se conserva en este film.

Las actuaciones son muy acertadas, la escogencia del actor mexicano Damián Alcázar quien encarna a Eliseo, el asesino de Pozetto, el restaurante donde se llevó el hecho, es para mi opinión supremamente importante en la historia. Al igual que los actores colombianos, Blass Jaramillo (fallecido), Marcela Gardeazábal (ahora MarcelaMar), Teresa Gutierrez y Vicky Hernández.

Lo mejor: La dirección y la fotografía.
publicado por Sandra Ríos el 9 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.