Yoji Yamada nos muestra nuevamente un mundo tan mitificado como el del samurái en su habitual clave costumbrista, donde los valores tradicionales y el cambio de era conforman un bello díptico de contrastes que chocan frontalmente.

★★★★☆ Muy Buena

Love and honour

Protagonizada por Takuya Kimura, Rei Dan, Takashi Sasano, Nenji Kobayashi, Makoto Akatsuka, Toshiki Ayata y Koen Kondo, Love and honor, título inglés de Bushi no ichibun, cierra la trilogía del veterano cineasta japonés Yoji Yamada en torno al mundo de los samuráis, iniciada en 2002 con Tasogare seibei, (El ocaso del samurái) y seguida en 2005 por Kakushi-ken: oni no tsume (La espada oculta, aunque internacionalmente más conocida como The hidden blade).

La película cuenta la historia de Shinnojo Mimura, un samurái de clase inferior cuya misión consiste en catar la comida de su Señor. Hastiado de su monótono trabajo, Shinnojo sueña con abrir una escuela de kendo, pero un día pierde la vista a causa de una comida en mal estado. Shinnojo entra entonces en una profunda depresión, por lo que su mujer, Kayo, decide aceptar las proposiciones de un samurái influyente en la corte a cambio de salvaguardar la posición de su venerado esposo. Pero cuando el samurái descubre la infidelidad de su esposa, la repudia y promete venganza por su amor perdido y por su honor como guerrero…

Love and honor, como decía algo más arriba, cierra una de las más bellas trilogías del cine oriental de los últimos tiempos, para un servidor tan sólo comparable con la aclamada Trilogía de la Venganza de Park Chan-Wook. Como ya ocurriera con El ocaso del samurái y La espada oculta, Yoji Yamada nos muestra un mundo tan mitificado como el del samurái de un modo hiperrealista, en su habitual clave costumbrista, ofreciéndonos un bello díptico de contrastes conformado, por un lado, por la cotidianeidad, la desmitificación y el declive de un modo de vida obsoleto, y por otro, por los valores más reconocidos de dicho modo de vida, como el orgullo, los valores tradicionales y el honor, agrupados en el código bushido.

Por otro lado, el director nipón centra todos sus esfuerzos en retflejar la relación amorosa entre Shinnojo y Kayo, a priori algo distante, pero que se descubre como una apasionada historia de amor verdadero a causa de las circunstancias, en un retrato intimista, de ritmo sosegado y dotado de un gran belleza plástica que se aleja de las grandes panorámicas o del exceso de extras, en favor de la simbiosis entre sus personajes y la naturaleza.

Todo ello queda plasmado tanto en unos diálogos memorables como en una fotografía excelente, cosa que viene siendo habitual en Yoji Yamada, y que aproximan a Love and honor más cerca de una obra de teatro filmada, que de una película propiamente dicha, sensación que queda enfatizada por personajes secundarios tan espléndidos como el de Tokuhei, sirviente de la familia y recurso cómico a la par que entrañable, y cuya lealtad inquebrantable constituye el complemento (y contrapunto) perfecto al propio bushido de su señor.
publicado por Oscar Martínez el 13 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.