Aprueba por la nostalgia y por recuperar algún momento enorme, pero se podían haber esmerado un poco, sobre todo en la parte de las protestas católicas y la censura. Para los nostálgicos.

★★★☆☆ Buena

Going to pieces

El fotógrafo del pánico y Psicosis inciaron el género, al menos según el documental Going to pieces, muy entretenido pero un pelín vacío, porque de lo que se trata principalmente es de alabar un género que nos ha brindado momentos gloriosos: Halloween, Viernes13, La quema, Prom night, My bloody Valentine, Camp Blood… el slasher total, con todo lo bueno y todo lo malo que tiene; con sus clásicos y sus exploiteds. Wes Craven, Rob Zombie, Sean S. Cunningham, periodistas, críticos y un joven Roger Ebert metiendo la pata hasta el fondo (de archivo, me imagino que a día de hoy se le caerá la cara de vergüenza por decir las sandeces que dijo del género en su momento) son algunos de los testigos del ascenso y caída del slasher.

Es entretenido pero como no hayas visto alguna de las pelis estás jodido, porque es un documental grabado a base de spoilers.

Aprueba por la nostalgia y por recuperar algún momento enorme, pero se podían haber esmerado un poco, sobre todo en la parte de las protestas católicas y la censura.

Para los nostálgicos.

Lo mejor: Los archivos.
Lo peor: Solo pasa por encima, no profundiza demasiado.
publicado por Kiko de España el 4 septiembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.