En fin, si queréis pasar miedo mirad vuestras cuentas corrientes cuando termine la Semana Santa. Estoy seguro que en estos próximos meses se estrenará por fín esa película que digamos ‘esta noche no duermo’, pero no es esta, os lo aseguro.

★★☆☆☆ Mediocre

The messengers

Esta película ya la había visto. Había visto lo del niño que ve fantasmas en ‘El Sexto Sentido’. Había visto lo de la casa poseída en ‘Terror en Amityville’. Había visto al fantasma grisáceo en ‘El Grito’. Más manos grises, tambien en ‘El Grito’. Masacre familiar otra vez en ‘Terror en Amityville’. En definitiva, todo est´´a muy visto.

Poco, por tanto, puedo decir de un film que no debería pasar de un visionado rápido en DVD y en casita, y que realmente prometía más de lo que finalmente ha dado. Sus directores, Danny y Oxide Pang, que venían avalados por la saga de ‘The Eye’ se han desinflado en la meca de los sueños y nos ofrecen sustos fáciles, guión previsible, tensión irrisoria y un final de lo más manido. Tras tantos remakes y remakes orientales cada vez da más la sensación de que, o introduces gore puro, o ese clima de antaño en el que te tenías que agarrar al compi de la butaca de al lado es historia.

Puede que la industria se haya acostumbrado a lanzar películas sub-b que tienen buenos réditos comerciales, pero todo tiene un final, y ‘The Messengers’ es buen ejemplo de que el final se acerca. Necesitamos buenas HISTORIAS, no un catálogo de situaciones cliché.

Una familia que se muda al campo, tras problemillas en la ciudad, compra un caserón con terrenito adyacente en el que cultivará girasoles. A partir de ahí se sucederán visiones inquietantes para el más pequeño de la familia, y un auténtico acoso y derribo fantasmal a la adolescente de turno. Mientras, los progenitores seguirán incrédulos hasta que todo salta por los aires y se descubre la ‘herencia’ que venía incluída con la casa. Esta ha sido la mejor manera de explicar la trama sin reventar las exiguas ’sorpresas’ que tiene el film, y creedme que ha sido difícil ser tan neutro.

Viendo ‘The Messengers’ da la sensación de que ‘The Eye’ la hizo un tío que cedió sus honores a estos hermanos Pang. Pang pang a sus cabezas por perpetrar uno de los saltos más decepcionantes de un cineasta asiático en Hollywood, lo cual es doblemente delito por ser dos los directores. Han conseguido que los actores borden sus peores interpretaciones, con una Penelope Ann Miller a años luz de ‘Carlito´s Way’. Dylan McDermott no se ha prodigado tanto en el cine, pero no es un novato. No me provoca ni sensación de angustia ni sensación de nada, aunque realmente es la chica de la película, Kristen Stewart (’La Habitación del Pánico’) la que tiene sobre sus hombros el peso de hacerte gritar, lo cual haces sólo para que la liquiden de una vez y acabe todo. Voy a dejar a John Corbett a un lado, ya que al hombre le debo un respeto por ‘Doctor en Alaska’.

En fin, si queréis pasar miedo mirad vuestras cuentas corrientes cuando termine la Semana Santa. Estoy seguro que en estos próximos meses se estrenará por fín esa película que digamos ‘esta noche no duermo’, pero no es esta, os lo aseguro.
publicado por Bloody Will el 31 marzo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.