La interpretación de Charlize Theron se convierte en el epicentro de la película y hace que merezca la pena esperar a ver el predecible final

★★★☆☆ Buena

En tierra de hombres

Las minas no son para las mujeres… o eso es lo que creen los hombres de North Country cuando allá por los ochenta, empiezan a trabajar mujeres en la mina de dicha región. Sin embargo, allí aparece Charlize Theron para demostrar lo contrario. “En tierra de hombres” es la película que nomina a Charlize Theron para el Oscar a la mejor actriz principal, por segundo año consecutivo. La interpretación de Theron en esta película vuelve a sorprender gratamente tras su transformación en “Monster”, cinta en la que interpretaba a una prostituta y asesina, condenada a muerte en 2002.

En este nuevo drama, la actriz encarna al personaje de Josey Aimes, una maltratada madre de dos niños que regresa a su pueblo natal tras abandonar a su marido y que decide trabajar en la mina porque el oficio le reporta más dinero que cualquier otro. Por supuesto, el hecho de que las mujeres trabajen en la mina no está bien visto en el tradicional pueblo de North Country por lo que el personaje de Josey se enfrenta con sus padres (Richard Jenkins y Sissi Spacek) y al resto de compañeros de la mina, quienes ven amenazados sus puestos de trabajos por las mujeres y descargan sus iras con acosos sexuales y humillaciones hacia sus compañeras.

Pero el personaje de Charlize Theron no se resigna y lucha para que se respeten sus derechos presentando una demanda contra sus superiores por su indiferencia frente a los acosos que sufrían las mujeres en la mina. Josey contó con el apoyo de sus compañeras para interponer la demanda, una acción judicial que se convertiría en la primera demanda conjunta (“class action”, en inglés) por acoso sexual, y que terminaría por modificar la legislación en toda América.

Tres líneas argumentales se entremezclan en el guión en tres tiempos diferentes: el juicio, los problemas en la mina que sufre la protagonista y la adolescencia de ésta en el pueblo se muestran de manera alterna, según se va desarrollando la declaración como testigo de Josey. Al final de la película -bastante predecible- se unen los tres tiempos del guión con bastante soltura. Maltratos, abusos sexuales, madres solteras, enfermedades degenerativas, problemas genera-cionales entre padre/hija o madre/hijo, secuestro de niños…conflictos que sin duda buscan tocar la fibra sensible de espectador, por lo que en esta película no hay espacio para la comedia.

Otro punto débil puede ser el hecho de que quizá debido a la enorme cantidad de personajes que aparecen en la película, es imposible que todos ellos aparezcan perfectamente psicológicamente perfilados. La interpretación de Charlize Theron, en cambio, se convierte en el epicentro de la película y hace que merezca la pena esperar a ver el predecible final.
Lo mejor: La interpretación de Chalize Theron y la cruda realidad de la historia.
Lo peor: Los personajes secundarios están psicológicamente desdibujados.
publicado por Silvia el 3 mayo, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.