Cine de terror de palomitas. No da mucho miedo, pero tampoco es para despreciarla como una opción en estos días de mal cine de terror

★★★☆☆ Buena

Cuando un extraño llama

Uf, que cartel más chungo han puesto. Vendería más la casa en la que se desarrolla todo, que la cutrez esta del móvil. Además, me recuerda a una película japonesa que se llamaba “llamada perdida” que me resultó más mala que la carne de perro.

La película trata de una canguro que va a una casa perdida donde Cristo dió las tres voces, propiedad de un médico acaudalado y su mujer. Su misión consiste en cuidar de sus dos hijos durante esa noche, mientras que sus amigos van a una extraña fiesta en la que queman unos monigotes al más puro estilo KKK. La casa es increíble y está automatizada por completo, incluyendo un jardín en el interior con estanque y pajarera gigante. De repente, el teléfono le suena y al otro lado del cable nadie contesta. Varias llamadas más y por fin la voz le pregunta por el estado de los niños.

Bueno, ¿qué quereis que os diga? La película al parecer es un remake, pero eso nos da igual, dado que nosotros vemos el cine como si fuese nuevo no para elucubrar sobre cual es mejor y cual peor. Teoricamente es de terror, y tiene momentos que da algo de miedo, como el final. Es muy de agradecer el modo en que se ha grabado, dado que se ha cuidado la fotografía y hay pequeños detalles que quedan muy bien. Los muertos que aparecen están donde deben estar, y son más insinuados que otra cosa. Eso me ha gustado. La historia no tanto, pero vamos, que no pasa nada. Y lo mejor de todo, la casa en la que se desarrolla la historia. Con la salvedad que no viviría en ella aunque me pagaran, me parece increible. Sobretodo el tema de tener un invernadero con estanque en el medio del salón.

Resumiendo, cine de terror de palomitas. No da mucho miedo, pero tampoco es para despreciarla como una opción en estos días de mal cine de terror.
publicado por Tito chinchan el 29 mayo, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.