Sin ser ninguna cosa del otro mundo, la película llega a entretener, pero no a asustar, lo cual viniendo de una cinta de terror es una gran pega.

★★☆☆☆ Mediocre

Correcto debut y poca cosa más de William Brent Bell en esta película de terror en donde el protagonista es un videojuego que da nombre a la cinta. Un chico muere de igual forma que en el videojuego al que estaba jugando, un grupo de amigos y aficionados a los videojuegos descubre en sus pertenencias el videojuego al que estaba jugando y deciden jugar todos en red, pronto empezarán a caer uno tras otro y descubrirán que lo que sucede en el juego es aplicable a la realidad, pero el juego irá un poco más allá.

A priori la premisa en si no es nada original, cambiamos la cinta de The ring por un videojuego y ya lo tenemos. Y como toda película de terror adolescente, es previsible hasta la medula, sabes quien va a morir en cada momento, sabes quien va a sobrevivir, etc. ¿Dónde está la gracia en esta película entonces?

Pues sin duda en dos puntos clave, el primero es en la corta duración de la película, apenas 80 minutos, lo cual hace que se resuelvan las escenas de las muertes de los protagonistas de forma rauda, en cuanto sabes que alguien va a palmarla, lo hace rápido, no se recrea en persecuciones, en crear tensión ni en caer en el susto fácil, muere y punto, lo cual hace que la película gane un punto al no aburrir con más de los mismo.

El otro punto a favor es la ultima media hora, cuando la película parece que va a caer a partir de la mitad del metraje en el más puro aburrimiento, logra levantar el vuelo en una interesante y entretenida media hora final en la que descubriremos como funciona el juego y cual es su fuente.

Sin ser ninguna cosa del otro mundo, la película llega a entretener, pero no a asustar, lo cual viniendo de una cinta de terror es una gran pega. Podéis verla si os va el genero, si no tenéis nada mejor que hacer o si lo vuestro son los videojuegos.
publicado por Dragon negro el 24 agosto, 2006

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.