Agradable sorpresa sin pretensiones que ni siquiera intenta, aunque lo parezca, llegar a ser Clerks.

★★★★☆ Muy Buena

Waiting

Marchando (Waiting! 2005, Rob McKittrick) es una agradable sorpresa sin pretensiones que ni siquiera intenta, aunque lo parezca, llegar a ser Clerks. Porque aquí se rigen por el chiste soez (bueno, y en Clerks, pero esta es más americanada) y eso, amigos, me gusta. Es bastante más divertida de lo que esperaba, y sobre todo, bastante más cerda.

Ryan Reinolds sigue sobando demasiado sus ticks, pero ahora tiene tras él a un estupendo grupo de inadaptados profesionales que dan lo mejor de sí, sobre todo ese cachondísimo (en todos los aspectos) Luis Guzmán, que, como decía “la crítica seria”, es lo único que merece la pena de una película en la que todo lo demás es zafiedad. ¡Pero si lo más zafio de la peli es él!

Sé por experiencia que gran parte de los críticos que cubren estas producciones escriben de ellas sin verlas. Las críticas en El País o en su cool guía On de Madrid así lo demuestran. Brrr, que me caliento. El caso es que si quieres estar noventa minutos con una sonrisa en la cara y no complicarte mucho la tarde la peli entra pero que muy bien. Un 7.

PD: Anna Faris, te quiero.
publicado por Kiko de España el 10 septiembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.