Una de las mejores cintas de suspenso y terror de los últimos tiempos. Una muestra de lo que un guión muy bien pulido y narrado puede dar.

★★★★☆ Muy Buena

Christopher Smith vuelve a la carga con esta interesantísima película que mezcla el suspenso con el terror de manera impecable y que pone a trabajar al espectador en tratar de descifrar un guión sumamente prolijo, que va uniendo piezas escena tras escena de una forma como hacía rato no veía en el cine de este tipo de género. Es allí donde radica la mayor sorpresa de un filme muy bien narrado desde su comienzo, justamente, en su impecable guión. Todo está muy bien trabajado y casi ningún detalle queda descolgado de lo que en definitiva será un relato muy bien estructurado.

La película comienza relatándonos la complicada vida que tiene Jess (interpretada de manera fantástica por Melissa George), al ser madre de un niño autista, con todo lo que esto conlleva. Una mañana, luego de dejar a su hijo en el colegio, Jess decide ir a navegar con algunos amigos que la han invitado a pasar un buen rato de esparcimiento. Pero los problemas no tardarán en llegar cuando el barco en el que navegan quede atrapado en una tremenda tormenta y deban pedir refugio en un buque que data de los años 30. Las pesadillas se irán sucediendo una tras otra sin ninguna explicación aparente. Pero, ¿Qué es lo real?

Christopher Smith (“Creep”, “Severance”) fue el encargado de escribir uno de los guiones más interesantes e intrincados que he visto en los últimos tiempos. Cada escena, cada diálogo y cada situación de las que transcurren en “Triangle” tienen una razón de ser.

La película se va armando de a poco (siendo muy interesante en todo su metraje), como si de un rompecabezas se tratase, con muchísimos elementos psicológicos, con saltos temporales que hacen que la historia deba repetir escenas una y otra vez (gran trabajo de montaje!) y con una resolución que cierra de manera perfecta un guión sumamente bien estructurado e intrigante. Si bien es cierto que quedan algunos cabos sueltos a lo largo de toda la trama, es de destacar también lo bien que se cierra la historia. Créanme que no era para nada fácil la resolución del filme, sobre todo por la cantidad de subtramas y opciones paralelas que fueron abiertas durante el transcurso de la cinta. Bien por Smith por brindar un guión tan bien estructurado y pensado como este.

Christopher Smith también se puso detrás de cámaras para dirigir esta pequeña joyita del cine de terror y suspenso. Es muy loable su genial manera de filmar algunas escenas, como la terrible tormenta que azota a nuestros protagonistas en su paseo mañanero, o algunas escenas ya dentro del buque que los rescata, excelentemente filmadas y muy minuciosas en cuanto a los movimientos de cámaras y en cuanto a qué debe mostrarse y qué no. Párrafo aparte merece el trabajo que se realizó en la sala de montaje. Realmente espectacular.

Cuando el espectador vea la película, se dará cuenta de lo difícil que puede ser el montaje en una cinta como esta, en dónde el guión va y viene en el tiempo y en dónde se repiten situaciones en todo momento pero desde diferentes ángulos. Una tarea sumamente bien hecha y muy gratificante de ver.

Con respecto a las actuaciones tenemos algo bastante curioso, por cierto. Todas las actuaciones de la cinta son correctas, pero lo de Melissa George es francamente descomunal. De allí que el resto de los protagónicos parezcan horribles (que no lo son) comparados con lo que esta chica hizo en pantalla. La protagonista de “Triangle” tuvo que pasar en su personaje por todos los estados de ánimos que a uno se le pueda ocurrir y mucho más. Una chica que se muestra asustada y acomplejada por la enfermedad de su hijo y que deberá luchar durante toda la cinta contra sus propios demonios internos. Sus gesticulaciones, sus dotes de heroína en algunos momentos del filme, sus miedos y sus trastornos psicológicos, han sido transmitidos en pantalla de una forma perfecta por Melissa George. Una actriz que supo sacarle el jugo a un guión muy bien pulido en su estructura general.

En definitiva, “Triangle” es una muy pero muy buena película. A medio camino entre el suspenso, el thriller y el horror, esta cinta es una demostración de que películas de este género pueden basarse en un excelente guión y no solamente en mostrar litros y litros de sangre en pantalla. Altamente recomendable.


Lo mejor: Su guión, su espectacular montaje y la fabulosa actuación de Melissa George.
Lo peor: Confusa en algunos momentos.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 14 febrero, 2010

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.