Es una película fallida y que deja un sabor agridulce por que se podría haber explotado muchísimo más y con muchísimo más estilo.

★★☆☆☆ Mediocre

Man in the chair

Nuestros mayores son una gran deuda de las nuevas generaciones que dentro de unos años no serán tan nuevas. Casos particulares aparte, es evidente que nuestro nuevo estilo de vida nos hace más individualistas y cambia el concepto de familia unida en familia dispersa. No por ello debe ser malo, pero también nos hace más difícil mantener unidos los lazos que nunca deberían aflojarse.

Bien es cierto que para tratar de la vejez cualquier premisa puede ser interesante. El viejo perro rabioso de Gran Torino es un ejemplo reciente. Gran película, por cierto.

El caso es que este film, para hablar de la vejez, parece escoger de refilón el gremio del cine, de los profesionales de una época dorada que han sido olvidados. Por eso mismo, a pesar de buenos detalles bien documentados sobre el mundo del celuloide, la película peca de todo lo contrario: es perfectamente olvidable y formalmente cansina.

El director quiere rodar una película seria copiando y pegando el estilo Tony Scott en secuencias que no valen para nada por que no cuentan nada. Abusa de los tics de videoclip que llega a irritar. Es decir, que el director no ha sabido estar a la altura de la historia que cuenta. Y eso que también podría ser magnífica, emocionante… es material para una obra maestra.

A pesar de que los protagonistas son decentes para sus papeles y la película consigue momentos interesantes, se puede decir con todas las de la ley que es una película fallida y que deja un sabor agridulce por que se podría haber explotado muchísimo más y con muchísimo más estilo. 

Lo mejor: Momentos estupendamente documentados.
Lo peor: El estilo videoclip. No viene a cuento.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 10 octubre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.