En definitiva, “Frost/Nixon”, es un gran drama político. Una película que basándose en ingeniosos diálogos, sustenta el ritmo narrativo durante dos horas y algo más sin ningún tipo de problemas.

★★★★☆ Muy Buena

El desafío: Frost contra Nixon

Debo admitir en estas líneas que Ron Howard me parece un gran director que ha dado muy buenas películas en los últimos tiempos. Filmes como “El Rescate” con Mel Gibson, la fenomenal en todo sentido “Una mente Brillante”, o las muy buenas “El Luchador” y “El Código Da Vinci”, han hecho que considere al bueno de Ron como un cineasta más que interesante en todo sentido. Resulta raro que la película que hoy comentamos, se encuentre insertada en su filmografía entre dos adaptaciones de novelas de Dan Brown. Estamos hablando de “El Código Da Vinci” y de la inminente “Angeles y Demonios”.

Entre estas dos cintas, Ron Howard se despachó con esta gran película que comento hoy, que retrata de manera impecable las entrevistas que Richard Nixon brindó años después de su renuncia a la presidencia de los Estados Unidos por el escándalo Watergate al entrevistador televisivo (mayormente dedicado al mundo del entretenimiento), David Frost. A lo largo de cuatro encuentros de dos horas de duración cada uno, tanto Frost como Nixon se meterán de lleno en una lucha de preguntas y respuestas sobre puntos importantísimos de la presidencia del ex mandatario.

El porqué de que esta película pueda despegarse del común denominador de los filmes de tintes políticos es sin dudas su impecable ritmo narrativo. El guión puede separarse de manera muy visible en dos partes. La primera de presentación de los personajes, tanto de Frost como de Nixon, en dónde también se muestran algunas imágenes de archivo de los desastres que llevaron a la decadencia de la presidencia del mandatario. Tras esa primera parte de un guión muy bien armado, se pasa en su segundo tramo a lo más interesante por lejos de la cinta, lo cual es la citada entrevista. Y aquí sí, todo está narrado de impecable manera, brindando unos diálogos tremendos que hacen que el espectador se compenetre más y más en la película, ya que tanto Frost como Nixon querrán imponer sus diferentes puntos de vista. Por un lado, Frost intentará que Nixon reconozca de alguna manera evidentes delitos que hubo durante su presidencia, y por el otro, tendremos a un Richard Nixon, haciendo lo imposible para salir bien parado de la serie de entrevistas, al tratar de aprovecharse (en cierto sentido) de un supuesto entrevistador blando, y limpiar en cierta medida su deteriorada imagen. Y lo espectacular de las entrevistas, son evidentemente sus diálogos, los cuales brindan excelentes momentos de tensión, muy bien filmados por Ron Howard.

Aquí, la dirección de Ron Howard es excelente. Sí, excelente. Esto es debido a múltiples factores, pero más que nada a una impecable dirección de actores y a un manejo envidiable de la cámara y de los respectivos planos que se muestran durante las entrevistas. Cada imagen, cada acción y reacción tanto de Frost como de Nixon están muy bien filmadas y realmente valen la pena cada uno de esos momentos.

Otro punto fuerte del filme son sin dudas las actuaciones, desde un espectacular Frank Langella interpretando de impecable forma a Richard Nixon. Cada expresión, cada diálogo, cada primer plano en donde aparece, realmente valen la pena. Una actuación formidable de principio a fin. Michael Sheen tampoco se queda atrás en el rol de David Frost, quien muestra una faceta blanda al comienzo, obviamente no acostumbrado a este tipo de entrevistas con políticos, para ir de a poco fortaleciéndose en sus preguntas y en sus afirmaciones.
En el resto del elenco, tenemos a actores muy importantes que hacen su labor de muy buena manera, entre los cuales podríamos destacar a Kevin Bacon (en el rol de asesor de Richard Nixon) y al siempre eficiente Oliver Platt (como investigador ayudante de David Frost).

En definitiva, “Frost/Nixon”, es un gran drama político. Una película que basándose en ingeniosos diálogos, sustenta el ritmo narrativo durante dos horas y algo más sin ningún tipo de problemas, gracias a sus actores, gracias a los impecables planos que Ron Howard supo brindar, pero por sobre todo, gracias a un guión perfectamente estructurado. Muy recomendable.

Lo mejor: El impecable guión y sus correctísimas actuaciones.
Lo peor: Prácticamente nada.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 1 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.