Ha logrado trasmitir, ante todo, su amor y respeto por las películas de los años setenta, con temática violenta, como las del mismísimo Sam Peckinpah, a quien homenajea (que no plagia) claramente.

★★★☆☆ Buena

Bosque de sombras

Interesante primer trabajo en el largometraje, del algorteño Koldo Serra.
Ha logrado trasmitir, ante todo, su amor y respeto por las películas de los años setenta, con temática violenta, como las del mismísimo Sam Peckinpah, a quien homenajea (que no plagia) claramente.
Sin embargo, está claro que nos es una mera copia, sino que lo lleva a su terreno, añadiéndole connotaciones contemporáneas, del siglo XXI, a pesar de que la acción se desarrolle en 1978.
Koldo (permítanme que le tutee pues le conozco desde hace años al vivir en el mismo lugar, Algorta, Bizkaia), logra una cinta con mucha tensión, medida y gradual violencia, y duros y rudos personajes.
Así, la película es entretenida en todo momento, no perdiéndose el interés a lo largo del metraje.
Sin embargo no todo es positivo. Para comenzar, su ritmo es desigual, con algún momento un tanto hueco, o por lo menos que no aporta nada interesante a la historia. Quizás por ser algo repetitivo, como algunos diálogos entre los personajes de Paddy Considine y Virgine Ledoyen (excelente la actriz).
Y en el personaje de Considine tenemos otro punto negativo. Y lo es por su, creo, no bien perfilado estudio psicológico, no estando claro en ningún momento porqué actúa como lo hace. Ni cuáles son sus demonios interiores. Esto hace que parezca no sólo más raro que un perro verde, sino simplemente antipático. Incluso bastante gilipollas. Por ello, en algunas escenas en las que dicho personaje es el alma de la función, el espectador no se siente a gusto, sufriendo las incongruencias de un extraño personaje
Pero bueno, quitando este aspecto, que quizás sea algo mío exclusivamente, eso espero al menos, la película no está nada mal.
Posee un acabado técnico impecable, con un excelente montaje, una buena fotografía que resaltan los bonitos y agrestes paisajes y el enfrentamiento personal entre los personajes de Lluis Homar y Gary Oldman, resulta interesante por su complejidad.
Lo mejor: Como primer film, está bien.
Lo peor: Su ritmo. El personaje de Paddy Considine.
publicado por Iñaki Bilbao el 6 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.