Asi que si, admitiré que como “”profe”” me ha gustado mucho, y que me ha dejado buen sabor de boca pero… (siempre hay peros en esto del cine).

★★★★☆ Muy Buena

Diarios de la calle

No se es una actriz de éxito si no se tiene una cinta docente, asi que Hillary Swank, con su fulgurante carrera no podía ser una excepción, aqui le da vida a Erin Gruwell, una profesora que existe realmente y que con la fundación “Freedom Writers” (título original de la cinta), ha conseguido sacar a muchos muchachos del Guetto y que vayan a la universidad y se conviertan en personas de provecho.

He de decir, que un servidor rápidamente se ha visto inmerso y a la vez identificado con la historia, y no por el guetto, sino porque algunos años de mi vida los he gastado dando clases de informática y contabilidad a chavales de lo más variopinto, es más, a día de hoy, en mi actual trabajo dedico algunas jornadas (ahora que llega el buen tiempo) a impartir ciclos formativos, por lo que la docencia, en cierta manera, corre por mis venas.

Tal vez, sea esta la principal premisa que uno necesita para identificarse con el resultado final, de una cinta que producida con la batuta de la MTV (eso no sé si es bueno o malo, pero ahí queda), y amparada 2 años después de los disturbios raciales que asolaron L.A., nos presenta además de la doblemente Oscarizada Hillary Swank, a un casting que, no por ser variado, encuentra algunas buenas perlas (como las que lleva el personaje de Swank al cuello), que merece la pena descubrir, además de a Imelda Stauton (ya se fraguaba en esta cinta su próximo papel en las nuevas aventuras de Harry Potter) y que resulta a priori tan interpretativamente camaleónica, que uno puede odiar o adorar en cuestión de segundos; por otro lado tenemos al televisivo Patrick Dempsey (famoso por la Tv Serie “Anatomía de Grey”) y que aqui es el sufrido marido de la protagonista, en un papel lineal, casi previsible, y es que, por más que las empresas intenten meternos en la cabeza lo contrario, a día de hoy, la conciliación Vida personal/ Vida laboral es plenamente utópica.

Una cinta concisa, típica y tópica (hay 100 películas de similares características) que, amparada en el velo de “basada en hechos reales” consigue conmover al espectador, y en algunos momentos incluso, emocionar (vale, lo admito, casi lloro en un par de cortes del metraje); en su reverso negativo admitiré estar en desacuerdo con ese abuso de voz en Off (me cannnsa tanto ese recurso cinematográfico), algunos momentos, completamente vacíos y/o estúpidos, y ciertas dosis de fantasía (parece en algunos momentos patrocinada por “Bricomanía” por aquello de “Si puede imaginarse, puede hacerse”

Antes de dar el carpetazo a esta, mi opinión, admirar un excesivo buen trabajo en algunos planos de la película, en especial cuando el personaje de Swank comienza a leer los diarios, y como uno va viendo las historias e identificandose poco a poco con todos los chavales (vaya, que se te meten en el bolsillo en un momento).

Asi que si, admitiré que como “profe” me ha gustado mucho, y que me ha dejado buen sabor de boca pero… (siempre hay peros en esto del cine).
Lo mejor: Swank y la manera con la que mediante 2 o 3 pinceladas nos meten a los alumnos en el bolsillo.
Lo peor: Algunos momentos que rallan la estupidez y la fantasía más sorprendente.
publicado por Rafa Ferrer el 22 mayo, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.