El film es un excelente alegato a la integridad de los profesionales de la información, pero protagonizado por un personaje femenino que convierte a esta película en un gran ejemplo de cine valiente con mujeres en papeles de importancia.

★★★★☆ Muy Buena

Nothing but the truth (nada más que la verdad)

Si The Insider es mi película favorita y tiene que ver con ambos temas, esta "Nothing but the truth" (que espero se titule en España como "Nada más que la verdad") se acerca bastante a ese cúmulo de trama interesante, factible y repleta de personajes cargados de moral y ambiciones que luchan por su bienestar o por un principio.

Siempre es de agradecer una nueva vuelta de tuerca en el género periodístico y político. Una nueva mirada. Ánimo para tomar decisiones que pueden suponernos muchos inconvenientes. 

La película comienza con una ambiciosa y pizpireta periodista que intenta sacar una grandiosa noticia: el presidente de los USA, después de haber sufrido un atentado fallido, ordena un ataque sobre Venezuela. La verdad es que la situación ficcionada escogida no podría ser más actual. Sin embargo la decisión del presidente, según la noticia que va a sacar el personaje excelentemente interpretado por Kate Beckinsale, obvió un informe emitido por una espía de la CIA que exoneraba al gobierno de Venezuela del ataque.

En el momento de la confirmación de la noticia con la supuesta espía (Vera Farmiga) comienza la bola de nieve que comienza a mover los hilos de la legalidad (Matt Dylon) y una lucha entre el derecho de informar y la necesidad de descubrir la filtración por una posible brecha en la seguridad nacional.

Aunque la película es sencilla, es muy tensa. Dos conceptos tan grandes como el no revelar una fuente de una información y el descubrir una filtración entre los encargados de defender el país se saldan con una mártir, una periodista que es consciente de su responsabilidad, pero que ve también cómo la influencia de los medios, de los que ella es protagonista, la van dejando como una historia caduca, olvidándola en la cárcel con sus convicciones.

El film es un excelente alegato a la integridad de los profesionales de la información, pero protagonizado por un personaje femenino que convierte a esta película en un gran ejemplo de cine valiente con mujeres en papeles de importancia.

Caben destacar estupendos secundarios como Alan Alda, Noah Wyle o David Schwimmer, y un buen gusto de un director al que le gustan este tipo de historias.

Lo mejor: Guión, actores y secuencia final.
Lo peor: La depresión de saber que en España no se hacen alegatos como éste.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 25 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.