No es más que otro intento del cine de norteamericano de rentabilizar lo que ya ha funcionado en Asia, “”traduciéndolo”” para el mercado occidental que no solo engloba a Estados Unidos, sino a toda su red de distribución mundial.

★☆☆☆☆ Pésima

Retratos del más allá (Shutter)

Siempre he sido un gran aficionado al terror cinematográfico, desde todas sus inicios. Tanto el "Nosferatu" de Murnau, hasta "El Resplandor" de Kubrick, pasando por "El Exorcista" de Friedkin o la efectista "Carrie" de Brian de Palma -sin olvidar, por supuesto, "Psicosis" de Hitchcock, o "El Silencio de los Corderos" de Demme, aunque quizás estas últimas podríamos englobarlas en otro género…- tenían elementos comunes: todas estas cintas situaban al espectador ante algo sobrenatural, que no podían controlar y que no sabían por donde les venía. Incluso Shyamalan en "El Sexto sentido" o Amenábar con "Los Otros" daba una vuelta más de tuerca a este subgénero de "fantasmas", añadiendo notas de suspense e incluso "thriller" que hacían crecer notablemente a estas cintas.

Lo que me ha sorprendido sobremanera es que, de un tiempo a esta parte, triunfen inexplicablemente esta serie de películas hechas en Asia, que tienden a realizar el terror cinematográfico con sus elementos más primitivos y minimalistas, empleando para colmo los recursos más tópicos -atronadores efectos de sonido, personajes de cerúleo cutis, apariciones…- pero mezclándolos con los elementos más contemporáneos como teléfonos móviles, transplantes de órganos y, como en este film, cámaras de fotos. Basada en el film Tailandés "Shutter", dirigida en 2004 por Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom, "Retratos del Mas allá" (aunque el título en inglés es exacto al de la película original) cuenta la historia de un fotógrafo profesional que tras haber presenciar un supuesto fantasma con su novia en lo que parecía ser el atropello en una nocturna carretera solitaria, empieza a vivir un auténtico calvario cuando cada foto que realiza, muestra un espíritu al positivarse. Poco hay que decir, ya que todo lo que el espectador pueda imaginar, es lo que va a ver. Quizás ahí radique el gran acierto de este tipo de cine: que ofrece al público EXACTAMENTE lo que espera ver. Personalmente, me parecen auténticas patochadas, previsibles, tópicas, manidas y provinientes de las más tontas leyendas urbanas -por no hablar de los recursos estilísticos, más propios de cualquier barata atracción de Feria que de un film de terror con la vocación y la capacidad de asustar de verdad…-. Pero lo sorprendente es que funcionan, y a la gente le siguen gustando.

A mi me parecen verdadera BASURA, porque para pasar miedo en la sala hace falta no saber bien de dónde va a venir el susto, ni cómo lo hará, ni qué aspecto tendrá. "Retratos del más allá" no es más que otro intento del cine de norteamericano de rentabilizar lo que ya ha funcionado en Asia, "traduciéndolo" para el mercado occidental que no solo engloba a Estados Unidos, sino a toda su red de distribución mundial. Creo que para sentir sobresaltos en un cine, hay que ser un poquito más exigentes. Porque con esta película, ni miedo, ni nada.

Lo mejor: Nada.
Lo peor: Todo.
publicado por Federico Casado Reina el 15 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.