Cumple a la perfección, sin sorpresas, el ser una película para entretener, aunque no merezca la pena gastarse el dinero en el cine y si esperar a que la pongan un sábado por la tarde.

★★☆☆☆ Mediocre

Astérix en los Juegos Olímpicos

Viendo esta película te podían pasar tres cosas: que te decepcionara, que te sorprendiera o la más clara y evidente, que te la esperaras tal y como es.

Y así ha sido, no sorprende ni decepciona, sino que mantiene ese nivel de las anteriores, en la que divertimento adaptado a cosas de la actualidad, unido a alguna interpretación memorable y destacable, como ese Alain Delon a lo César, que le viene como anillo al dedo, consiguen que se pase una tarde entretenida, sin buscarle más pretensiones.

Si hay algo que diferencia a esta película con adaptaciones recientes como la de Mortadelo, es que no recurre a la caída tonta o al chiste zafio, sino que con originalidad y unos personajes pintorescos, logran que en bastantes momentos de la película te salga más de una sonrisa.

No será la gran película del año, pero cumple el propósito de su realización que es entretener, y hacer pasar un buen rato a pequeños y mayores.

Lo malo de estas adaptaciones es que no cumplen un requisito que si que se logran con los cómics, y es que además de disfrutar leyendo cada una de las viñetas, se aprendían, sin darte cuenta, cosas importantes sobre la historia de europa y la historia de cada uno de los países que aparecían en las aventuras del joven galo. Y eso es algo, que se pierde en las películas y quizás por esa razón, siempre se quedan cortas ante los libros y dejan un poco de mal sabor de boca.

Lo mejor: Alain Delon y su excelente interpretación de César.
Lo peor: Los cameos del final puestos con calzador y con muy poca originalidad.
publicado por Natalia Eseverri el 15 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.