Descacharrante cinta lleno de brillo y nada pretenciosa. Inteligente y absurda a partes iguales, una cinta que a pesar de los pocos personajes y lugares, te mantienen una sonrisa en el rostro durante todo su visionado.

★★★☆☆ Buena

Un funeral de muerte

Desde los ingeniosos títulos iniciales que dan paso a la película, hasta el último fotograma, nos aguardan 85 minutos (se agradece la corta duración) de un negrísimo humor a cargo del director Frank Oz, responsable de no demasiadas cosas buenas pero entre las que destacan In & out y el remake de Las mujeres perfectas gracias a la presencia de Nicole Kidman. Humor inteligente y típicamente ingles es lo que desprende la cinta de Frank Oz.

Un funeral de muerte resulta una hilarante propuesta donde su base cómica va increscendo a medida que avanza el metraje. La obra es bien sencilla: una casa, un par de horas de espacio temporal, un buen puñado de actores y un muerto. Lo maravilloso de todo esto, es la capacidad extrema que tiene el director para conseguir recursos con tan pocos ingredientes y exprimirlos hasta el limite. Con estas premisas básicas, Frank Oz da forma a una tronchante comedia muy inglesa donde el humor negro está siempre presente.

Con un guión prácticamente inexistente, la grandeza de este film reside en la risa (o carcajada) provocada en el público. Parece que empieza un poco titubeante, y no estas muy seguro de a donde te llevará esta película, pero a los pocos minutos te das cuenta de que tienes delante una simpática película, burlona y gamberra a más no poder, con unos gags y situaciones de lo más irreverentes y surrealistas. El humor de Un funeral de muerte, como ya he dicho, va aumentando a medida que avanzamos en la trama, y lo que parecía arreglarse en la siguiente escena acaba empeorando hasta cotas insospechadas. Resulta brillante ver como una situación aparentemente fácil puede degenerar tanto e incluso llegar a rozar momento de desfase total; excelente el ritmo impuesto por el director en la realización de los gags.

Si tengo que echarle algo en cara, es la presencia de algunos chistes escatológicos tan visto ya en el genero de comedia adolescente, y que tan poco aportan a este tipo de comedias inteligentes. Creo que no es necesario recurrir a este tipo de humor zafio y facilón, ya que perjudica el englobe total que se saca del film. Además, algunos gags se ven a kilómetros y cuando son ejecutados pierden todo sentido de la gracia ya que resultan de lo más previsibles. Otro punto negativo sería la falta de creación de algunos personajes. Se echa en falta que estén mejor dibujados y definidos, aunque probablemente eso sea lo más irrelevante en una cinta de 85 minutos donde el verdadero encanto reside en su british humor.

El elenco de actores que aparecen en Un funeral de muerte son prácticamente unos desconocidos en España. Matthew Macfadyen es el único que sobresale un poco de entre los demás, por su aparición en el film Orgullo y prejuicio. El actor Alan Tudyk nos brinda una desternillante actuación con su personaje, un abogado drogado con ácidos por error horas antes del funeral. Sin duda, lo mejor de toda la cinta ocurre en torno a este personaje. Sencillamente divertidísimo. En definitiva, una descojonante y descacharrante película lleno de brillo y nada pretenciosa. Inteligente y absurda a partes iguales, una cinta que a pesar de los pocos personajes y lugares, te mantienen una sonrisa en el rostro durante todo su visionado. Una comedia bien hecha de las que te hacen reír hasta le medula. Altamente recomendable para pasar un buen rato y con una buena bolsa de palomitas.

Lo mejor: El personaje drogado accidentalmente y la sucesión de surrealistas acontecimientos que conlleva.
Lo peor: Algunos chistes escatológicos sobran en una comedia de estas características.
publicado por Jaime Martínez el 6 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.