Prototípica película deportiva de superación y equipo que encandilará a los aficionados y hará vomitar a los detractores.

★★★☆☆ Buena

Stick it

Bueno, vaya por delante una cosa. Esta es la típica película que mi medio calabacín aborrece y que yo termino con los pezones como darods de la emoción. Y me explico, adoro las películas deportivas de superación, en las que una panda de inútiles desmotivados llegan a algo en la vida de la mano de un entrenador mamonazo que luce un tremendo corazón bajo su rocoso caparazón. Si a esto le unimos que si en una película hay dos personajes y uno grita emocionado “Vaaaamos” y el otro grita con él “Vaaaaaaamos” tengo espasmos en la médula de la eyaculación que tengo, para qué deciros que la película me ha encantado pero no soy imparcial.

La película trata de una chavala de 17 años que le gustan los deportes urbanos de riesgo, hasta que un día la caga y es condenada a ingresar en una academia de gimnasia rítmíca. Aquí nos enteramos que pudo ser campeona olímpica por equipos, pero que se retiró en la mismísima final hundiendo a sus compañeras. Así que vuelve a encontrarse con sus fantasmas del pasado, y con un entrenador en declive que ha pasado de fabricar talentos a fabricar lesiones. ¿Podrá encauzar a esta muchacha y ganar algo en su vida de nuevo? Dios mío, que emoción. Libeeeeeeeertaaaaaaad!!!

¿Qué quereis que os diga? La película me ha encantado, dado que no es del todo la típica de deportes que comentaba al principio. Tiene cosillas que están muy bien, como la crítica brutal que hace a los sistemas de competición, o los comentarios en off que nos ahorran metraje. La historia es conocida y archiutilizada, pero me gusta verla. Nos muestra un poquito lo dura que es la rítmica, aunque lo más grande es el final, al estilo Braveheart (pero sin sangre). Grandísimo en el cual me emocioné como una magdalena. En cuanto salga en DVD me la pillo para repetirlo aunque reciba la burla de mi medio apio.

Resumiendo, prototípica película deportiva de superación y equipo que encandilará a los aficionados y hará vomitar a los detractores.
Lo mejor: Gracias a Dios, sólo dura hora y media.
Lo peor: Guión plano, tedioso y predecible.
publicado por Tito chinchan el 19 septiembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.