Convierte a un anodino empleado en una bomba de relojería ambulante, llevándolo a través de situaciones a caballo entre el humor Tarantiniano y el humor amarillo de Cuatro.

★★★☆☆ Buena

‘Monday’ (2000), del director japonés Hiroyuki Tanaka (más conocido como Sabu (?)) se estrena por fin en este nuestro tercer mundo cultural avalada por el premio FIPRESCI del festival de Berlín de ese año (en el que cosechó hasta tres galardones) y por comparaciones con la espléndida ‘After hours’ de Martin Scorsese. Hombre, no digo yo que no tenga casi la misma cantidad de escenas en un bar que el pequeño clásico de Marty, pero aparte de eso, las comparaciones son tirando a odiosas. Vamos, que no es para tanto la película en cuestión.

El argumento es sencillo: Takagi despierta en la habitación de un hotel del que es su único huésped, sin saber por qué. No recuerda nada de las últimas horas. De hecho, no recuerda nada desde que acudió a un surrealista funeral, del que fue involuntario protagonista. A partir de ese nebuloso recuerdo, Takagi comienza a recordar el fin de semana que ha cambiado su vida para siempre, por culpa de una explosiva mezcla de alcohol, armas y música lounge nipona.

La mejor arma de Sabu en ‘Monday’ es el factor sorpresa: convierte a un anodino empleado en una bomba de relojería ambulante, llevándolo a través de situaciones a caballo entre el humor Tarantiniano (las referencias puntuales a ‘Pulp Fiction’ son evidentes) y el humor amarillo de Cuatro. Además, cuenta con un par de escenas realmente divertidas, y demuestra ser un buen creador de imágenes (el momento del baile es de lo más brillante de la película). Pero la segunda mitad de la película está dominada por la previsibilidad, una vez que ya sabemos dónde nos quiere llevar el bueno de Sabu. Y para colmo, ésta es una de esas películas con multifinal, bastante arbitrario, por cierto, lo que desinfla definitivamente una propuesta simpática, pero demasiado irregular.

Un 5. No aburre pero tampoco es la pera.
publicado por Plissken el 25 octubre, 2006

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.