Después 36 años de su antecesora, “Top Gun : Maverick” es un film que derrocha nostalgia y energía cuando esta en el aire. Ideal para los que gustan de la aventura y la acción con un trabajo que supera holgadamente a su antecesora.

★★★★☆ Muy Buena

Top Gun Maverick

No había visto muchos trailers o leído algún comentario, solo me senté en la sala en un frío viernes para ver esta secuela que más de tres décadas atrás vi en el añoso cine plaza de Talca donde disfrute mucho de la música. Al correr los minutos te percatas que verás otra película, no aquella vinculada a la propaganda machista y militar con un guión sensiblero y una escena de voleibol de playa medio buena y un romance de ensueño.

Aunque marcó generaciones completas de jóvenes,   esta nueva apuesta de Cruise  va en una dirección opuesta, a volar con alas propias con una cinta muy potente en lo visual y sonoro pero donde el guión se trabajó como un engranaje para sumar al pasado pero con perspectivas de que los personajes avanzaran hacia un nuevo horizonte y desafíos.

Se sabe que Val kilmer, el odiado Iceman en la cinta de los ochentas, hoy  tiene cáncer y perdió su voz  y eso hacia casi imposible su aparición en esta cinta pero el guión construido hábilmente nos regala una de las escenas muy emotivas toda lógica del cine traspasándola a la butaca logrando un momento muy emotivo y que marca el film completo. Este “Top Gun Maverick” no es una secuela cualquiera, Tom Cruise que se vale de las escasas secuencias emotivas de su antecesora para hacer un puente donde personajes principales siguen a la sombra de su pasado pero que tienen la posibilidad de redimirse frente a sus errores. La cinta sin duda es comercial y aunque se vea liviana para algunos, aborda algunas temáticas vinculadas a complicaciones laborales por la edad, la lealtad, la redención y superar el pasado para avanzar.

 

La trama gira en torno nuevamente a Pete Mitchell de Tom Cruise denominado Mavekick, piloto de pruebas curtido por el clima con una carrera estancada. Dos meses después de los eventos de la primera película, fue despedido de Top Gun, y lo vemos en la actualidad estancado en el mando y siendo piloto de pruebas de aviones supersónicos. Todos en la Marina lo evitan porque no obedece las órdenes y nunca se ha casado ni tenido hijos y tiene romance roto con el dueña de un bar interpretado por Jennifer Connelly.

Cruise es uno de los últimos héroes análogos teniendo afuera a Willis, Schwarzenegger , Stallone y tantos otros, se erige como el más vital de los actores ochenteros que roda sus propias escenas de acción con pocos dobles, es piloto, paracaidista y productor de sus propias cintas lo que le brinda un compromiso detrás de la pantalla que se traspasa al ver en cada segundo donde aparece.

Todo lo de que son escenas de acción el espectador los siente, percibe la fragilidad mientras corre por los cañones con los ojos saltones de los actores con las fuerzas G. Una cinta hecha para verla en una sala de cine y el deleite de dejarse llevar por la nostalgia y la realidad rodada sacando por un momento las pantallas verdes que se agradece.

Es una proeza visual y sonora a raudales esta versión 2022 que se apoya mucho en la retórica de su antecesora dirigida por Tony Scott que falleció hace pocos años y al cual está dedicada como se indica en los créditos finales. Y atención con algún homenaje o guiño a Star Wars con la misión final.

 

 

 

 

Lo mejor: las escenas de acción aereas
Lo peor: repetir fórmulas
publicado por David Lizana el 1 junio, 2022

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.