Una película medianamente honesta que se sale de la media del cine español.

★★★☆☆ Buena

Malas temporadas

En la nueva película de Manuel Martín Cuenca (”La flaqueza del bolchevique”), el co-guionista y director opta por una estructura de historias cruzadas. Y consigue hacerlas atractivas, lo cual ya es un logro.

Los personajes más variopintos pero nada almodovarianos (excepto por Watling) consiguen plagar la historia con situaciones cotidianas sin el carácter panfletario actual que supondría retratar a una trabajadora social en labores de ayuda a inmigrantes, a un cubano que intenta ganarse la vida y a un ex-convicto que intenta salir adelante.

Los actores están estupendos y bien escogidos, aunque sorprendentemente el que peor esté sea Javier Cámara en un papel que no le da muchas opciones a registros (o bien no se las quiso dar). El guión es muy interesante y está bien explotado. Sin embargo el ritmo (dura dos horas aunque podría haber quitado 15 minutos perfectamente) es bastante irregular, convirtiendo algunas secuencias en una auténtica invitación a desconectar de la peli. La música no está bien usada. Su estética (grano y colores muy lavados) le da un toque más realista.

Sin embargo lo que más me atrajo, y hacía bastante tiempo que no me sucedía con una película española, salvo por “El Método”, es el guión. Lo mejor de la película es darte cuenta de que las incongruencias humanas son ilimitadas y se muestran de muchas maneras: la trabajadora social que ayuda a inmigrantes y que no es capaz de tratar a su propio hijo, el recién salido de la cárcel que una vez en libertad se encierra en recuerdos…

Una buena opción para ver en dvd. Una película medianamente honesta que se sale de la media del cine español.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 6 febrero, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.